“No hay excusas” (“No Excuses”) es un proyecto nacional organizada por The Heritage Foundation con el objeto de lograr que la opinión pública ejerza mayor presión para que las personas de escasos recursos reciban una mejor educación. El ...

 

Educación Preescolar, la revista - 5 new articles



NO HAY EXCUSAS. LECCIONES DE 20 ESCUELAS DE ESCASOS RECURSOS Y ALTO RENDIMIENTO.

“No hay excusas” (“No Excuses”) es un proyecto nacional organizada por The Heritage Foundation con el objeto de lograr que la opinión pública ejerza mayor presión para que las personas de escasos recursos reciban una mejor educación. El proyecto “No hay excusas” reúne a liberales, centristas y conservadores con un mismo objetivo: que los niños de cualquier raza, grupo étnico y nivel de recursos alcancen buenos resultados en los colegios. Quienes participamos en el proyecto “No hay excusas” podemos tener diferentes opiniones sobre el sistema de vales (“vouchers”), la función del Estado en la educación y otras cuestiones políticas. Pero estamos de acuerdo en un punto fundamental: no hay excusas para el fracaso académico de la mayoría de las escuelas públicas a las que van los niños en situación de pobreza. Todos los niños pueden aprender. Cientos de escuelas públicas, privadas y religiosas en las que se educa a niños de bajos recursos económicos pueden demostrarlo. Ayúdennos a destacar el éxito de estos establecimientos y únanse a nosotros para exigir que las escuelas marcadas por el fracaso sigan este ejemplo. No hay excusas.

DESCARGA AQUÍ



Publicidad

Termina publicidad
       
 

 

 

 

Estrategias para establecer normas e instrucciones (TDAH)


NORMAS
 Establecer pocas normas, breves, claras y concisas (si posible, de manera consensuada con el alumnado para consolidar la corresponsabilidad).
 Comunicar las normas, límites y consecuencias al alumnado: turno de palabra, silencio, respeto, levantarse con permiso, no insultar/agredir, etc.
 El niño/a debe conocer las consecuencias si se incumplen las normas.
 Exponer la normativa en un lugar visible y de fácil acceso (mural o corcho).
 Aplicar inmediatamente las consecuencias al incumplir las normas (sanción).
 Si es un alumno/a de la etapa preescolar, no sucumbir a sus berrinches. Cuidar de que no se haga daño o lastime a los demás.
 Mejores resultados utilizando el refuerzo positivo antes que el castigo. Aplicar consecuencias educativas (p.ej., si ensucia, debe limpiar) y no tanto punitivas.
 El castigo enseña QUÉ NO se debe hacer, pero no enseña la conducta apropiada.
 El castigo no mejora las dificultades del TDAH.
 Aplicar consecuencias proporcionadas a la falta cometida.
 No castigar sin recreo ni bajando la nota académica.
 Mejor que la expulsión, enseñar a reconducir su conducta con alternativas para expresar sus sentimientos (habilidades sociales, técnicas de relajación, etc.).




INSTRUCCIONES (tareas, exámenes, trabajos, etc.)
 Mantener contacto visual con el niño/a al dar las instrucciones. Asegurarnos de que comprendido la indicación, solicitando que nos repita lo que le hemos pedido.
 No dar órdenes múltiples: las indicaciones serán breves, claras y de una en una.
 Si es necesario, repetiremos las instrucciones hasta su comprensión.
 Fomentar la confianza necesaria para que el niño/a nos pida ayuda si lorequiere.
 Es habitual que necesite nuestra ayuda con más frecuencia que el resto de alumnos/as de su edad y desarrollo. Su aprendizaje es más lento. Según aprenda la rutina, ir retirando la ayuda gradualmente (alertas ante los retrocesos)
 Dar las instrucciones de manera multisensorial: oral y escrita.
 Entrenar en el uso de autoinstrucciones.
       
 
 
   
You Might Like
Email subscriptions powered by FeedBlitz, LLC, 365 Boston Post Rd, Suite 123, Sudbury, MA 01776, USA.