Your email updates, powered by FeedBlitz

Click here to read this mailing online.

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"La columna del hermano José" - 5 new articles

  1. NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES, CELEBRACIÓN UNIVERSAL (15 DE SEPTIEMBRE)
  2. SIN CERCANÍA A LA GENTE Y SIN SEMBRAR ESPERANZA, LA PREDICACIÓN ES VANIDAD, AVISA EL PAPA FRANCISCO
  3. HACE 10 AÑOS, LOS GUMUZ NO HABÍAN OÍDO HABLAR DE JESÚS... HASTA QUE LLEGÓ EL PADRE GONZÁLEZ NÚÑEZ
  4. EL ISLAM Y LOS ISLAMISTAS SON Y SEGUIRÁN SIENDO UNA AMENAZA PARA OCCIDENTE Y PARA ESPAÑA
  5. CARMELO TERESIANO
  6. More Recent Articles
  7. Search La columna del hermano José
  8. Prior Mailing Archive

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES, CELEBRACIÓN UNIVERSAL (15 DE SEPTIEMBRE)



Ella lo sufrió todo por nosotros para que disfrutemos de la gracia de redención, sufrió para demostrarnos su amor.

La devoción de los dolores de María es fuente de Gracias porque llega a lo profundo del corazón de Cristo.

La Iglesia nos exhorta a entregarnos sin reserva al amor de María y llevar con paciencia nuestra Cruz acompañados de la Madre Dolorosa…

Se puede decir que, desde el principio del cristianismo, al recordar la pasión del Redentor, los hijos de la Iglesia no podían menos de asociar al dolor del Hijo de Dios los sufrimientos de su bendita madre.

Los Padres de la Iglesia demuestran, efectivamente, que no pasó inadvertido el dolor de María.

San Efrén (en su Lamentación de María), San Agustín, San Bernardo, San Antonio y otros cantan piadosamente los padecimientos de la Madre de Dios.

Y, ya en el siglo V, vemos cómo el papa Sixto III (432-440), al restaurar la basílica Liberiana, la consagra a los mártires y a su Reina, según lo indica un mosaico de dicha iglesia.

La liturgia de la celebración de los Dolores de la Virgen, es de origen alemán. La instituyó en Colonia el arzobispo Teodorico de Meurs, en 1423, para reparar las burlas que los herejes husitas hacían a las imágenes de la Virgen Dolorosa.

De Colonia se propagó esta conmemoración de los Dolores de María a otras iglesias, y el papa Benedicto XIII la extendió a toda la Iglesia.

El hecho de que se celebre también Nuestra Señora de los Dolores el 15 de septiembre, se debe a que desde 1688 los religiosos Servitas celebraban en esa fecha, por concesión de Inocencio XI, la fiesta de los Dolores de la Virgen, fiesta que Pio VII extendió a toda la cristiandad.

Paralelamente a estas celebraciones “canónicas” se desarrollaba en España un culto especial a “la Dolorosa”, en torno a los “pasos de Semana Santa” que tienen este motivo, servidos por hermandades y cofradías.

En el siglo XVII se dio principio a la celebración litúrgica de dos fiestas dedicadas a los Siete Dolores, una el viernes después del Domingo de Pasión, llamado Viernes de Dolores, y otra el tercer domingo de septiembre.

La primera fue extendida a toda la iglesia, en 1724, por el papa Benedicto XIII; y la segunda en 1814, por Pío VII, en memoria de la cautividad sufrida por él en tiempos de Napoleón. Esta segunda fiesta se fijó definitivamente para el 15 de septiembre y actualmente es la única que se celebra litúrgicamente.

Bajo el título de Virgen de la Soledad o de los Dolores o de la Angustias se venera a María en muchos lugares; es una advocación que cuenta con gran número de devotos en países como España, Argentina, México, Italia y Portugal. Es la patrona de Eslovaquia.

La fiesta de nuestra Señora de los Dolores se celebra el 15 de septiembre y recordamos en ella los sufrimientos por los que pasó María a lo largo de su vida, por haber aceptado ser la Madre del Salvador.

Este día se acompaña a María en su experiencia de un muy profundo dolor, el dolor de una madre que ve a su amado Hijo incomprendido, acusado, abandonado por los temerosos apóstoles, flagelado por los soldados romanos, coronado con espinas, escupido, abofeteado, caminando descalzo debajo de un madero astilloso y muy pesado hacia el monte Calvario, donde finalmente presenció la agonía de su muerte en una cruz, clavado de pies y manos.

María saca su fortaleza de la oración y de la confianza en que la Voluntad de Dios es lo mejor para nosotros, aunque nosotros no la comprendamos.

Es Ella quien, con su compañía, su fortaleza y su fe, nos da fuerza en los momentos de dolor, en los sufrimientos diarios.

Pidámosle la gracia de sufrir unidos a Jesucristo, en nuestro corazón, para así unir los sacrificios de nuestra vida a los de Ella y comprender que, en el dolor, somos más parecidos a Cristo y somos capaces de amarlo con mayor intensidad.

La imagen de la Virgen Dolorosa nos enseña a tener fortaleza ante los sufrimientos de la vida. Encontremos en Ella una compañía y una fuerza para dar sentido a los propios sufrimientos.

Algunos te dirán que Dios no es bueno porque permite el dolor y el sufrimiento en las personas. El sufrimiento humano es parte de la naturaleza del hombre, es algo inevitable en la vida, y Jesús nos ha enseñado, con su propio sufrimiento, que el dolor tiene valor de salvación. Lo importante es el sentido que nosotros le demos.

Debemos ser fuertes ante el dolor y ofrecerlo a Dios por la salvación de las almas. De este modo podremos convertir el sufrimiento en sacrificio (sacrum-facere = hacer algo sagrado). Esto nos ayudará a amar más a Dios y, además, llevaremos a muchas almas al Cielo, uniendo nuestro sacrificio al de Cristo.

ICONOGRAFÍA DE LA VIRGEN DOLOROSA

La iconografía de la Virgen admite algunas variantes aunque es menos rica que las escenas cristíferas pasionarias. Se puede reducir a estos modelos: Amargura, Dolorosa, Quinta Angustia, Piedad, Virgen Afligida y Soledad.

La Amargura es una composición en la que iconográficamente debe aparece con san Juan en el paso, escenificando su caminar por la Vía Dolorosa al encuentro de su Hijo que el discípulo predilecto le señala con el dedo. Representa el momento en que la Virgen, acompañada de san Juan y ajena aún a la condena de su Hijo escucha en la llamada Sacra Conversación la noticia que le comunica el apóstol sobre la situación de Jesús y ambos se dirigen a la calle de la Amargura para contemplar el paso de Jesús cargado con la cruz camino del Gólgota. La escena que se nos presenta no es evangélica y solamente Lucas narra el encuentro de Jesús con las mujeres de Jerusalén (Lc 23, 27-31) pero no con su Madre. “La fuente hay que buscarla en uno de los textos más influyentes en la conformación iconográfica de la Pasión: el Evangelio de Nicodemo. En su recensión B (una versión tardomedieval del original) se nos dice que Juan había seguido el cortejo de Jesús y los soldados para luego correr en busca de la Madre que nada sabía. Al oír ésta el relato quedó transida de dolor y acompañada del apóstol, María Magdalena, Marta y Salomé se dirigió a la calle de la Amargura.

Es la representación mariana más frecuente en las hermandades y aunque acompañada por san Juan aparece hoy día solamente en seis pasos en siglos pasados fue mucho más frecuente, incluso con la compañía de la Magdalena. Para un mayor lucimiento de la imagen de la Virgen con el paso del tiempo se han ido retirando esas figuras.

La Dolorosa es una Virgen en el Calvario, presenciando el suplicio y muerte de su Hijo. En este modelo iconográfico la Virgen puede aparecer con más figuras y asimismo puede o no ir bajo palio. La Virgen lleva pañuelo para secar sus lágrimas y puñal en el pecho. Esta devoción a los dolores de la Virgen hunde sus raíces en la época medieval y fue especialmente propagado por la Orden servita, fundada en 1233. También hay varias imágenes con la advocación de Dolores o Mayor Dolor que procesionan bajo palio.

La Angustia representa el momento del descendimiento de la cruz para ser colocado el cuerpo del Hijo en el regazo de la madre.

A continuación aparecería la Piedad que es el momento en que la Virgen tiene a Cristo muerto en su regazo. La más universal es la que cinceló Miguel Ángel para el Vaticano.

La Virgen Afligida es la de la traslación al Sepulcro.

Y por último la Soledad, sola al pie de la cruz.

No obstante lo anterior, se suelen denominar popularmente como “dolorosas” a prácticamente todas las imágenes marianas que procesionan en Semana Santa, lo hagan o no bajo palio.
CUÁNTAS ESPADAS

Se ha tomado como símbolo de dolor en María una espada, teniendo en cuenta la profecía de Simeón: “Una espada te atravesará el alma” (Lc. 2, 35).

El número simbólico de siete espadas es el que ha predominado sobre todo a partir del s. XV. Hay un grabado del s. XVI que tiene 13 espadas.

El murciano Salzillo (s. XVIII) talló una imagen de la Dolorosa, que sólo lleva clavada una espada, la Virgen de la Purísima Angustia de la iglesia de Santa Catalina, de Cádiz.

Como los dolores son tan numerosos y variados nunca los autores se pusieron de acuerdo acerca de cuáles eran cada uno, hasta llegó el momento que parecía como si hubiese una competición para ver quién encontraba más en la biografía de la Virgen, hasta el punto que llegaron a contarse hasta 150. Lo que sí sabemos es que María por ser Corredentora con su Hijo y al escoger éste el camino del sufrimiento tuvo que sufrir mucho, nunca el dolor estuvo ausente en su vida.

STABAT MATER

1. Estaba la Madre dolorosa junto a la Cruz, llorosa, en que pendía su Hijo.

2. Su alma gimiente, contristada y doliente atravesó la espada.

3. ¡Oh cuán triste y afligida estuvo aquella bendita Madre del Unigénito!

4. Languidecía y se dolía la piadosa Madre que veía las penas de su excelso Hijo.

5. ¿Qué hombre no lloraría si a la madre de Cristo viera en tanto suplicio?

6. ¿Quién no se entristecería a la Madre contemplando con su doliente Hijo?

7. Por los pecados de su gente vio a Jesús en los tormentos y doblegado por los azotes.

8. Vio a su dulce Hijo muriendo desolado al entregar su espíritu.

9. Ea, Madre, fuente de amor, hazme sentir tu dolor, contigo quiero llorar.

10. Haz que mi corazón arda en el amor de mi Dios y en cumplir su voluntad.

11. Santa Madre, yo te ruego que me traspases las llagas del Crucificado en el corazón.

12. De tu Hijo malherido que por mí tanto sufrió reparte conmigo las penas.

13. Déjame llorar contigo condolerme por tu Hijo mientras yo esté vivo.

14. Junto a la Cruz contigo estar y contigo asociarme en el llanto es mi deseo.

15. Virgen de Vírgenes preclara no te amargues ya conmigo, déjame llorar contigo.

16. Haz que llore la muerte de Cristo, hazme socio de su pasión, haz que me quede con sus llagas.

17. Haz que me hieran sus llagas, haz que con la Cruz me embriague, y con la Sangre de tu Hijo.

18. Para que no me queme en las llamas, defiéndeme tú, Virgen santa, en el día del juicio.

19. Cuando, Cristo, haya de irme, concédeme que tu Madre me guíe a la palma de la victoria.

20. Y cuando mi cuerpo muera, haz que a mi alma se conceda del Paraíso la gloria.

Amén.

    


SIN CERCANÍA A LA GENTE Y SIN SEMBRAR ESPERANZA, LA PREDICACIÓN ES VANIDAD, AVISA EL PAPA FRANCISCO


Se pueden hacer bellas prédicas, pero si no se está cerca de las personas, si no se sufre con la gente y no se da esperanza, esas prédicas no sirven, son vanidad.

Lo dijo el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada este martes 16 de septiembre en la Capilla de la Casa de Santa Marta, día en que la Iglesia recuerda a los Santos mártires Cornelio, Papa, y Cipriano, obispo.

El Evangelio del día habla de Jesús que se acerca a un cortejo fúnebre: una viuda de Naím ha perdido a su único hijo. El Señor realiza el milagro de devolver la vida al joven – recordó el Papa – pero hace más: está cerca. “Dios – dice la gente – ha visitado a su pueblo”. Cuando Dios visita “hay algo más, hay algo nuevo”, “quiere decir que su presencia está especialmente allí”. Jesús está cerca:

“Estaba cerca de la gente. Dios cercano que logra comprender el corazón de la gente, el corazón de su pueblo. Después ve el cortejo, y el Señor se acerca. Dios visita a su pueblo, en medio de su pueblo, y acercándose. Cercanía. Es la modalidad de Dios. Y después hay una expresión que se repite en la Biblia, tantas veces: ‘El Señor tuvo gran compasión’. La misma compasión que tenía, dice el Evangelio, cuando vio a tanta gente como ovejas sin pastor. Cuando Dios visita a su pueblo, está cerca de él, se acerca a él y siente compasión: se conmueve”.

“El Señor – prosiguió diciendo Francisco – se siente profundamente conmovido, como lo estuvo ante la tumba de Lázaro”. Como se conmovió aquel Padre “cuando vio volver a casa a su hijo” pródigo:

Cercanía y compasión: así el Señor visita a su pueblo. Y cuando nosotros queremos anunciar el Evangelio, llevar adelante la Palabra de Jesús, éste es el camino. El otro camino es el de los maestros, el de los predicadores de aquel tiempo: los doctores de la ley, los escribas, los fariseos… Alejados del pueblo, hablaban… bien: hablaban bien. Enseñaban la ley, bien. Pero alejados. Y ésta no era una visita del Señor: era otra cosa. El pueblo no sentía esto como una gracia, porque faltaba la cercanía, faltaba la compasión, es decir, padecer con el pueblo”.

“Y hay otra palabra – subrayó el Papa – que es propia de cuando el Señor visita a su pueblo: ‘El muerto se incorporó y se puso a hablar, y Él – Jesús – se lo dio a su madre’”:

Cuando Dios visita a su pueblo, devuelve la esperanza al pueblo. Siempre. Se puede predicar la Palabra de Dios brillantemente: en la historia hubo tantos buenos predicadores. Pero si estos predicadores no fueron capaces de sembrar esperanza, esa prédica no sirve. Es vanidad”.

Viendo a Jesús que devolvió el hijo vivo a su mamá – concluyó el Papa su homilía – “podemos entender lo que significa una visita de Dios a su pueblo. Y pedir como gracia que nuestro testimonio de cristianos sea portador de la visita de Dios a su pueblo, es decir, de la cercanía que siembra la esperanza”.

    

HACE 10 AÑOS, LOS GUMUZ NO HABÍAN OÍDO HABLAR DE JESÚS... HASTA QUE LLEGÓ EL PADRE GONZÁLEZ NÚÑEZ


Una misión de primer anuncio en el Nilo Azul.

Juan Antonio González Núñez es un misionero comboniano nacido en Chandreja de Queija, Orense, que lleva vinculado a Etiopía desde hace nada menos que 38 años.

Cuenta a OMPress que hace 10 años volvió al norte del Nilo Azul, en Etiopía, a una nueva misión que se estaba abriendo. Era en una zona totalmente marginal, sin presencia de la Iglesia, con una tribu sudanesa, los gumuz, que, por su procedencia extranjera, se ha visto marginada y despreciada por el resto de los etíopes.

Hoy, diez años después, Juan Antonio cuenta cómo, tras llegar a la región de Bahr-Dar, en el noroeste del país, dentro de la inmensa diócesis de Addis Abeba, todo empezaba de cero, paso a paso.

Fue el comienzo de una verdaderamisión ad gentes, una primera evangelización.

La misión está en Guelguel Beles. Las misioneras combonianas también llegaron y pusieron en marcha escuelas y dispensarios.

Lógicamente, con sólo una década, la Iglesia de esta zona es muy joven, y el Evangelio no tiene todavía una incidencia en el cambio de costumbres.

Cierto, comenta Juan Antonio, que hay costumbres que son perfectamente asumibles desde el Evangelio. Otras, no tanto.

Se refiere, por ejemplo, al hecho de que los matrimonios no se hacen por dote o libremente, como en otras partes de África, sino por intercambio, creando situaciones difíciles, raptos de mujeres y otras prácticas.

El “momento evangelizador” son las catequesis que se dan en los distintos poblados. Se sale al atardecer hacia los poblados y se tienen de noche, porque es cuando todos están reunidos, después de pasar la jornada en el campo, tras volver de sus faenas.


A Juan Antonio se le ilumina la cara cuando habla de las catequesis.

Claro que no todo es tan fácil. La estación de las lluvias vuelve los caminos todavía más impracticables. El barro lo domina todo.

Ante las dificultades que sufrían para llegar a los poblados, un día le preguntó a un catequista cómo hacía la gente para moverse durante la estación de lluvias.

El catequista que le acompañaba le dijo que la gente en ese periodo no se desplazaba a no ser que fueran cosas extraordinarias. Como nosotros, le dijo, que “estamos anunciando a Jesucristo y esto es algo extraordinario”.

Hasta el presente se han abierto dos misiones entre los gumuz.

Además de la de Guelguel Beles, con las combonianas, hay una segunda, en Gublak, con religiosas franciscanas, todas etíopes.

El futuro, está por verse, porque al norte del Nilo Azul, cerca de la frontera se está construyendo la presa más grande de África, por lo que las tierras de los gumuz, de ser una región sumamente marginal, atraen ahora más la atención... lo que está cambiando y cambiará la fisonomía social de la región.

Más información sobre la misión con los gumuz y posibilidades de ayudar a esta iglesia que hace 10 años no había oído hablar de Jesús en:
www.mundonegrodigital.es/mnd/proyecto

    


EL ISLAM Y LOS ISLAMISTAS SON Y SEGUIRÁN SIENDO UNA AMENAZA PARA OCCIDENTE Y PARA ESPAÑA


No vivimos en un mundo seguro, como habíamos esperado después de la caída del Muro de Berlín, no se ha abierto la etapa de paz, como algunos analistas habían pronosticado. Lo que ha aparecido detrás del muro no es la paz sino un mundo que todo el Occidente había olvidado. Es el mundo del Islam y los radicales musulmanes, cuya ambición es la misma de los Nazis, gobernar el mundo bajo la ley islámica y formar un estado islámico global bajo un Califa.

Antes del 11 de septiembre 2011, en el mundo Occidental en general ¿Quién se preocupaba de las diferentes escuelas musulmanas y de sus corrientes más extremistas? ¿Quién se inquietaba por los “salafistas”, que quieren volver a los comienzos del Islam primitivo? ¿Quién pensaba en los “wahabíes”, que quieren unificar el Islam sobre las bases más simples e integristas? ¿Quién se agitaba de los Hermanos Musulmanes, los más preparados y consistentes de esos movimientos?
La verdad pocos, sólo los especialistas o los estudiosos del mundo musulmán.

Ahora se sabe que todas esas corrientes están en ofensiva violenta contra el Occidente. Ahora están al tanto, de que los musulmanes quieren conquistar el poder, golpear la influencia mundial de los “cruzados”, que es como nos llaman a todos nosotros, los cristianos y Occidentales. Para estos fundamentalistas, profesar otra Fe que no sea el Islam es un pecado, el laicismo es una blasfemia, la separación entre Fe y Estado es un reniego, la igualdad entre hombres y mujeres antinatural y el progreso es un desafío al orden divino y a la voluntad todopoderosa de Allah.

En España, los españoles se desconfían en llegar esta amenaza a su tierra, entre otras cosas porque están engañados de la historia de la convivencia con el Islam. Además, en España no había ni hay tradición de estudio de las religiones comparadas. Es difícil de entender que en España, todavía, entre los grandes partidos políticos, hay un debate sobre la asignatura de religión y no se haya llegado a un acuerdo de implantar una asignatura de la historia de las grandes religiones.

¡Como se puede dar la espalda a la importancia al estudio de las religiones comparadas ni seguir sus movimientos! ¡Como se puede ignorar la subida de la marea islámica, que empezó a remontar mucho antes de la caída del Muro!
Los españoles no quieren entender de que el Islam está en “Al Yihad” contra España desde hace seis siglos. Los árabes nunca olvidarán su expulsión de España en el año 1492, además nunca dejan de pensar en Andalucía que fue en el pasado una de las piezas fundamentales en la historia árabe musulmana y por ello piensan siempre en recuperarla sea como sea, es una espina en el corazón de los musulmanes. Según la ley islámica, cualquier tierra que una vez fue ocupada y gobernada por musulmanes pertenece por derecho a los musulmanes para siempre (Corán 2:191) “Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: ésa es la retribución de los infieles”.

En España la idea general sobre el Islam y los musulmanes es que, los islamistas radicales no son muchos, son una minoría relativamente pequeña dentro de una comunidad de creyentes constituida por unos mil doscientos millones en todo el mundo. Es una comunidad dividida en muchas ramas y en dos grandes troncos, los chiítas y los sunnitas. Los hechos de estos radicales islámicos no reflejan ni representan el Islam verdadero, porque el verdadero Islam se opone a toda violencia.

¿DE DÓNDE VIENEN ESTAS IDEAS?

Pues de las pocas universidades, escuelas, academias y fundaciones, conocidas como centros especialistas en el mundo árabe musulmán, extendidas en toda España. Investigando estos centros, encontramos que la gran mayoría de los responsables y los profesores en estos centros, son de origen árabe musulmán. Por lógica, estos profesores nativos nunca enseñan la historia real y verdadera del Islam, ni dar a conocer los versos violentos del Corán, sobre todo jamás traicionan su patria ni su religión. Otros son conversos al Islam, que son más radicales que los musulmanes mismos. También hay profesores españoles, que identifican como “progresistas” simpatizantes con el Islam y los árabes, que no son cualificados en la materia, están allí por interés y pura política. El último grupo de especialistas y expertos, son menoría, pero, por miedo de los musulmanes, de los demás profesores y por conservar su impuesto de trabajo, enseñan lo políticamente correcto. Gracias de todo ello, España es muy ignorante de la segunda religión más grande del mundo “El Islam”, ingenuos sobre las intenciones del Islam y atrasados de su historia. Cuando los musulmanes invadieron España, se necesitaron siete siglos para sacarlos. En realidad, no hay Islam violento y otro menos fanático. El Islam es uno, la misma raíz del Islam, habla por el mismo, está en la conquista militar, y el fruto que vemos hoy viene de esta raíz. El Islam, desde su mismo principio, fue propagado por “el filo de la espada”. La historia del Islam está repleta de violencias y guerras, desde su nacimiento hasta el día presente. Es verdad que los radicales violentos islámicos, hoy día, son una minoría, pero una menoría muy organizada, con conexiones entre sí a través de Internet y de las instituciones religiosas y sociales. Además, goza de gran simpatía en buena parte del mundo árabe musulmán, sobre todo entre los jóvenes. Es una minoría que tiene, unos objetivos tiránicos, tanto religiosos como políticos. Pretende imponer la forma de ver sus creencias a la mayoría de los musulmanes, que no son activos como ellos, pero de corazón están con ello. Debemos comprender que el Islam es una amenaza, tiene una historia sometida a una gran tensión a lo largo de los siglos. En esta tensión, el Islam reconoce el Occidente como Satanás, como el gran poder del mal que quiere destruir al Islam, y por eso se declara “Al Yihad” contra todo lo occidental. El pensamiento islamista es muy cerrado que en su totalidad niega todo lo occidental y lo considera malo, con excepción del progreso económico y técnico. Según el Islam, la Ley es la da Allah, no las pueden hacer los hombres ni un Parlamento. Para ellos todo lo que hay que saber está en el Corán y en los Hadices (los hechos, actos y dichos de Muhammad, transmitidos por intermediarios). Según el Islam, del Corán y de los Hadices se salen una doctrina que debe ser la Ley y los gobiernos existen para hacer cumplir la Ley divina.

Es curioso que en pleno siglo XXI uno de los escritores que más citen los fundamentalistas sea Ibn Taimiyaque vivió entre los años (1263-1328) al final de las Cruzadas, en la época de Saladino. Ibn Taimiya es uno de los juristas más importantes y más radicales en la historia del Islam, era muy hostil hacia los judíos y cristianos. Considerado el fundador del Salafismo, que viene de la palabra árabe salaf سلف, que significa literalmente (primeras generaciones o los antepasados), la idea principal del Salfismo es: “El musulmán debe de vivir el Islam como lo vivieron los primeros musulmanes; Muhammad y sus seguidores con sus enseñanzas y conquistas, aplicando las leyes islámicas”. Las fuentes de la ley islámica son: el Corán, la sunna (los dichos, hechos y actos de Muhammad) y las cuatro escuelas islámicas (Malikí, Hanafí, Shafi’í y Hanbelí).
Para los islamistas ultra, otro padre espiritual es Muhammad bin AbdulWahab, que vivió entre los años (1703-1792). Abrazó el mensaje y las enseñanzas de Ibn Taimiya y fundó su nueva tendencia religiosa, el Wahabismo Saudí. Empezó sus predicaciones cuando el Imperio Otomano empieza su lenta retirada del suelo europeo tras los fracasados sitios de Viena y de Budapest. Su mensaje, sus objetos y sus enseñanzas principales coincide con el de Ibn Tamiya “A vivir el Islam aplicando las dos únicas fuentes del Islam; el Corán y la Sunna- los dichos y hechos de Muhammad”.Hoy día el Wahabismo es la interpretación oficial del Islam en Arabia Saudí. El wahabismo hace muy difícil la conciliación legislativa a la realidad actual y reproduce valores y ofrece soluciones colocadas hace catorce siglos.



El verdadero fundador del Salafismo moderno, fue el célebre Jamal Al- Din Al- Afgani, Nació en el año 1838 en Kabul (Afganistán) y murió en Estambul en el año 1897. Era buen discursante, en su primer discurso dijo: “El judaísmo y el cristianismo son nuestros principales enemigos. El mundo musulmán debe unirse en una gran alianza para la llamada al Yihad o la guerra santa contra todo el occidental”. Jamal, viajó a todos los países árabes e islámicos, predicando sus pensamientos. Tuvo mucho éxito dentro y supo atraer hombres notables, como: El Shej Muhammad Abdu (1849-1905). Fue un intelectual religioso y jurista islámico egipcio. Escribió muchos tratados sobre la Unicidad de Dios, manifestando sus ideas principales, contra el judaísmo y el cristianismo: “La única religión que cree en la unicidad de Dios es el Islam. Por lo tanto es la única religión verdadera, superior al judaísmo y el cristianismo. Proclamando, formar un estado islámico global bajo un Califa. La lucha santa o al Yihad contra la influencia euro¬pea, contra los judíos y cristianos es un deber y obligatorio para todo musulmán”.

El brazo político del movimiento religioso Salafismo, son los Ijwan Al- Muslimun o los Hermanos Musulmanes. Su fundador es el egipcio Shej Hassan Al- Banna (1906-1949). Fundó su primera organización a los ocho años de edad, en el año 1914. A los 16 años fue admitido en la prestigiosa universidad de Al-Azhar. En el año 1928, fundó la organización Hermanos Musulmanes. Al-Banna era panislamista, es decir, que creía más en una unidad basada en la fe islámica que en la identidad nacionalista. En sus discursos y enseñanzas, Al- Banna siempre hacía llamamiento y animaba a sus seguidores a las revoluciones y la lucha, Al Yihad contra los europeos, los occidentales, los judíos y cristianos, con la excusa de salvar el Islam. Proclamando, formar un estado mundial islámico bajo un Califa. En 1948 la organización ya contaba con dos millones de miembros. Al- Banna, fue asesinado en 1949. Cogió la rienda después su amigo y su hombre de confianza, Sayid Qotb (1906-1966). Considerado uno de los principales fundamentalistas islámicos. Muy joven se fue a EE.UU. para estudiar el nuevo sistema educativo. Dos años más tarde, regresó a Egipto diciendo, “que la sociedad occidental esta enferma, hay que proteger los musulmanes de este enfermedad, luchando contra todo lo que es Occidente”. Además afirmaba, para conseguirlo, en los países árabes y islámicos, los políticos deben de aplicar las leyes islámicas “Al- Shari`a”.

Tras la responsabilidad de los hermanos musulmanes del asesinato del primer ministro egipcio, en aquel tiempo, Al Naqrashy Basha en el año 1948 y el Rey Abdullah en 1951. Nasir, en el año 1965, acusa oficialmente a los Hermanos musulmanes de terrorismo, prohíbo la organización en Egipto y su líder, Qotb, fue detenido juzgado y ejecutado en el 1966. Los Hermanos Musulmanes han condicionado la vida política de Egipto a lo largo de todo el siglo XX y hoy mismo tienen una fuerte influencian social y política. Los Hermanos son un “movimiento religioso islámico nacional político” con ramificaciones importantes en Siria, Jordania y otros muchos países islámicos y en Europa, incluida España. Entre sus miembros hay desde profesores universitarios hasta obreros y agricultores y todos desempeñan una notable actividad de caridad, ayuda social, organización de comunidades y formación cultural y religiosa. Defienden la superioridad moral del Islam y son muy críticos con el Occidente.
Las ideas principales de los hermanos musulmanes recogida en sus artículos y sus discursos: “El Islam es fe, oración, patria, religión, nacionalidad, Estado, espíritu, labor y también espada. La guerra santa o (Yihad), es un pilar muy importante en el Islam, es el sexto pilar del Islam. Hay que combatir a los cristianos y a los judíos hasta que acepten el Islam como su fe verdadera, formar un estado islámico global bajo un Califa.

El pensamiento de Qotb y de los Hermanos musulmanes, es el principal pensamiento de todos los grupos islámicos terroristas, el brazo armado de los Hermanos musulmanes, nacidos en los años setenta, como Al Qaeda y sus lideres Osama bin Laden y Ayman Al- Zawahiry. Además, actualmente tenemos el Estado Islámico de Irak y Siria- ISIS), conocido, como uno de los grupos militantes islamistas mejor organizados del mundo. Las acciones de ISIS se han concentrado en gran medida en Irak y Siria. Sin embargo, afiliados del Estado Islámico han comenzado a ampliar su alcance retórico y las redes sociales con el fin de alcanzar a miembros de la comunidad musulmana en todo el mundo, con el objetivo principal de formar un Califato islámico mundial, bajo un Califa. El Estado Islámico vuelve a impresionar al mundo después de publicar el video de la decapitación de otro periodista (el tercero hasta el momento), identificado como el británico David Cawthorne Haines. Algunos arabistas e islamistas, excusan estos actos diciendo que estos sucesos no tienen nada que ver con el Islam verdadero, mostrando lo poco que conocen el Islam. En realidad, este es el Islam verdadero, el pensamiento, las ambiciones, los dichos y los hechos de ISIS, están pasados sobre la ley islámica. El Corán decreta a los creyentes la decapitación de los infieles, (Sura 8:12) “Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: Yo estoy con vosotros. ¡Confirmad, pues, a los que creen! Infundiré el terror en los corazones de quienes no crean. ¡Cortadles el cuello, pegadles en todos los dedos!” y (Sura 47:4) “Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Alá quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Alá”.

Los islamistas no creen en el progreso, solo creen en el mensaje de Allah, para ellos, es perfecto y no hay nada que lo pueda complementar. Por tanto proponen la vuelta al comienzo, a los orígenes del Islam del siglo VII que se expande por todo el mundo. El islamismo tiene además unas técnicas de predicaciones muy ensayadas y muy convincentes. El mensaje de los salafistas no deja de ser atractivo. Volver al pasado, unificar las cuatro escuelas jurídicas en una sola; crear una sola comunidad de fieles en todo el Planeta, uniendo por encima de los estados a los mil doscientos millones de musulmanes de todo el Planeta; una Umma sin fisuras que se impondría al resto del mundo a través del petróleo y del gas y haciendo valer su posición geoestratégica.
Finalmente, Dentro del Islam los shiies y los Sunies, están enfrentados entre sí y no están de acuerdo en muchas cosas. Pero los dos tienen en común y están muy unidos en aplicar la ley islámica, la persecución y el genocidio a los judíos, cristianos, los libres pensadores, a los que abandonan el Islam y la lista es interminable.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí
    

CARMELO TERESIANO


De las cuatro órdenes mendicantes… y de cualquier otra orden posterior o anterior a las mendicantes, es la del Carmelo, la que tiene sus raíces más antiguas, incluso antes de la llegada al mundo de Nuestro Señor, porque esas raíces las puso el profeta Elías, en las cuevas del Monte Carmelo, por encima de la ciudad de Haifa, que se encuentra al pie del Carmelo y es el mayor puerto marítimo de que dispone actualmente Israel.

Y por encima de Haifa en la ladera del Monte Carmelo, se encuentra, la casa madre de la orden del Carmelo en sus dos variantes los calzados y lo descalzos. Y es allí donde frente al mar está el Santuario de la Virgen del Carmen, que hace honor a su título de Stella Maris Estrella guía y salvadora de todo navegante que a ella se la invoque. Pero como todos somos navegantes en este proceloso mar de la vida, esa protección la Virgen el Carmen nos la da a todos, especialmente a sus hijos distinguidos con su escapulario, a los que por media de la promesa hecha a San Simón Stock, monje inglés que en el 1247, fue elegido General de la orden carmelitana.

En la promesa a San Simón Stock, la Virgen se presentó portando un escapulario en la mano y dándoselo le dijo: "Toma, hijo querido, este escapulario; será como la divisa de mi confraternidad, y para ti y todos los carmelitas, un signo especial de gracia; quienquiera que muera portándolo, no sufrirá el fuego eterno. Es la muestra de la salvación, una salvaguardia en peligros, un compromiso de paz y de concordia” Aunque el escapulario fue dado a los Carmelitas, muchos seglares con el tiempo, fueron sintiendo la llamada a vivir una vida más comprometida con la espiritualidad carmelita y así comenzó la Cofradía del escapulario, donde se agregaban muchos seglares por medio de la devoción a la Virgen del Carmen y al uso continuo del escapulario.

La Iglesia ha extendido el privilegio del escapulario, a los seglares que deseen recibirlo, algo que cualquier P. Carmelita puede hacer, imponiéndoselo alsolicitante. Una vez impuesto el escapulario, actualmente en lugar del escapulario de tela, se puede usar la medalla-escapulario que tiene en una cara la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y la imagen de la Virgen del Carmen en su reverso. Esto fue una concesión en 1910, del papa Pío X. Esta concesión fue hecha a petición de los misioneros en los países del trópico, donde los escapularios de tela se deterioraban muy pronto.

También existe la tradición de que la Virgen todos los sábados saca del purgatorio a sus hijos perseverantes en el uso del escapulario, como signo de amor de ellos a su Hijo y a Ella. En la biografía de San Juan de la Cruz y en referencia al momento de su muerte, se relata que toda la tarde del viernes, cuando ya estaba en estado agónico, se la pasó preguntando qué hora era, pues deseaba ardientemente morir en sábado y así fue. Es costumbre piadosa, que diariamente ha de rezarse el rosario y tres Aves María, en cumplimento de la promesa de la Virgen del Carmen, de sacar del purgatorio a todos sus hijos del Carmelo.

San Simón Stock es uno de los santos centrales de la historia de la Orden del Carmelo. A él se debe el cambio estructural de la Orden ampliando el cometido de la orden no solo en el carácter eremítico inicial sino entrando a formar parte, de las entonces modernas órdenes mendicantes de aquella época, de las cuales los carmelitas son la cuarta parte. Las otras tres órdenes son: Los agustinos, los franciscanos u orden de frailes menores y los dominicos.

Todo esto sucedía en el siglo XIII, y es en el siglo XVI concretamente el 28 de marzo de 1515, nacía en Ávila ciudad señera de la Castilla forjadora de imperios espirituales, y también materiales para llevar la Cruz fuera de sus fronteras, la flor más preciada del Carmelo, la fundadora del Carmelo teresiano o descalzos, junto con la ayuda de San Juan de la Cruz. A los catorce años falleció su madre. Ella mismo nos lo cuenta diciéndonos: "Cuando empecé a caer en la cuenta de la pérdida tan grande que había tenido, comencé a entristecerme sobremanera. Entonces me arrodillé delante de una imagen de la Santísima Virgen y le rogué con muchas lágrimas que me aceptara como hija suya y que quisiera ser Ella mi madre en adelante. Y lo ha hecho maravillosamente bien".

            Desde muy joven, decidió. Entrar en el convento, pero su padre no se lo permitió. Quizás el hombre no deseaba perder a su hija que tan alegre era, después de haber perdido a su mujer. Más tarde la santa determinó quedarse de monja en el convento de Ávila. Su padre al verla tan resuelta a seguir su vocación, dejó de oponerse. Ella tenía 20 años. Un año más tarde hizo sus tres juramentos o votos de castidad, pobreza y obediencia y entró a pertenecer a la Comunidad de hermanas Carmelitas.

            Al poco tiempo cayó enferma y retornó a su caso por tres años, dedicándose en la enfermedad a la lectura espiritual de la que aprendió a orar meditativamente. A los tres años de estar enferma encomendó a San José que le consiguiera la gracia de la curación, y de la manera más inesperada recobró la salud.
En adelante toda su vida será una gran propagadora de la devoción a San José. Y todos los conventos que fundará los consagrará a este gran santo. En su vida en el convento, ella día a día, iba aumentando en piedad y amor al Señor Un día al detenerse ante un crucifijo muy herido le preguntó: "Señor, ¿quién te puso así?",
y le pareció escuchar: "Tus charlas en la sala de visitas, esas fueron las que me pusieron así, Teresa".
Ella se echó a llorar y quedó terriblemente impresionada. Pero desde ese día ya no volvió a perder tiempo en charlas inútiles y comenzó a buscar únicamente la santidad.

Su transverberación, cuando fue espiritualmente atravesada por una flecha del amar de Dios, la marco tremendamente Ella misma escribe: "Vi un ángel que venía del tronco de Dios, con una espada de oro que ardía al rojo vivo como una brasa encendida, y clavó esa espada en mi corazón. Desde ese momento sentí en mi alma el más grande amor a Dios".

Más tarde, Santa Teresa comenzó su obra de fundaciones ella consideró la idea de fundar una comunidad en que cada casa, tuviera pocas hermanas muy pobres pero muy fervorosas y dedicadas a conseguir la santidad propia y la de los demás. Con la aprobación de San Pedro de Alcántara, San Luis Beltrán y el obispo de la ciudad. E inmediatamente comenzaron las dificultades. Conoció a San Juan de la Cruz, de la orden del Carmelo, como ella, y con él fundó los Carmelitas descalzos. Aproximadamente: las carmelitas descalzas son ahora 14,000 en 835 conventos en el mundo. Y los carmelitas descalzos son 3,800 en 490 conventos.

Muchas son las biografías escritas sobre estos dos grandes santos, glorias de Dios, de la Iglesia y de España.

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

Juan del Carmelo
    


More Recent Articles


Click here to safely unsubscribe from "La columna del hermano José." Click here to view mailing archives, here to change your preferences, or here to subscribePrivacy