Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"La columna del hermano José" - 5 new articles

  1. BENDECIR LA COMIDA EN UN RESTAURANTE: «SÍ, DIOS EXISTE Y ESTÁ AQUÍ»
  2. HOY SE CELEBRA A NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO
  3. ¿LA IGLESIA DEBE PEDIR PERDÓN A LOS GAYS? NO SOLO A ELLOS, RESPONDE EL PAPA FRANCISCO
  4. EL PRIMER COMBATE ESPIRITUAL DE LA FAMILIA CONTRA EL DEMONIO ES EN LOS CORAZONES DE LOS ESPOSOS
  5. ASISTIMOS AL DESAFÍO MUSULMÁN A LA HEGEMONÍA MUNDIAL DE LA CIVILIZACIÓN CRISTIANA
  6. More Recent Articles
  7. Search La columna del hermano José
  8. Prior Mailing Archive

BENDECIR LA COMIDA EN UN RESTAURANTE: «SÍ, DIOS EXISTE Y ESTÁ AQUÍ»


¿Quieres enviar un mensaje a aquellos que intentan despojar de elementos cristianos los lugares públicos? Empieza con pequeños gestos. Empieza por bendecir la comida cuando estés en un restaurante. Es un pequeño gesto que pone de valor David Mills en Aleteia.

Pero no lo hagas como el que hace una declaración, porque no hay nada peor para dar testimonio que haciéndolo por espectáculo. “Oigan, mírenme lo cristiano que soy…” Algo así sólo haría que otros cristianos quieran declararte mártir.

Bendice la mesa, da las gracias por los alimentos, porque es el deber y el privilegio de la vida cristiana dar gracias a Dios y, por las razones que sean, hemos decidido que antes de comer es un buen momento para mostrarse agradecidos.

Bendice la mesa en público porque es un deber que hay que ejercer y un privilegio que hay que disfrutar, en cualquier momento y lugar. Debería ser algo tan natural como estrechar la mano de alguien cuando nos encontramos.

Tal vez hayas pasado por una experiencia similar a ésta: sales a comer con alguien que sabes que es cristiano y cuando llega la comida se produce un momento incómodo cuando no sabes si excusarte para bendecir la mesa o preguntar al otro si la bendecís juntos.

He estado con gente, incluso sacerdotes, que me han dicho -normalmente en tono avergonzado, aunque no siempre- que nunca bendicen la mesa en público. Dicen que no quieren montar una escena o llamar la atención o incluso dejar la fe en ridículo.

En mi opinión, lo que quieren es evitar que algún bobo les suelte alguna grosería. Así que comen como los impíos, como quizás lo hubiera expresado san Pablo.

Pensé sobre ello cuando me pidieron que diera una charla sobre la valentía en El Señor de los anillos. Tolkien muestra un ejercicio del valor como fruto del deber y como fruto del amor, que, a menudo, son las dos caras de la misma moneda.

Nos plantea una valentía puesta en práctica en términos épicos, en una misión para salvar el mundo, aunque nosotros tenemos nuestros propios medios para cumplir con nuestro deber y demostrar nuestro amor, desde nuestras cómodas vidas de cristianos.

Por tanto, si se bendice la mesa antes de comer, se bendice la mesa antes de comer, y eso incluye las comidas en los restaurantes.

Si está bien rezar en casa antes de la comida, también está bien rezar antes de comerte una hamburguesa especial del chef con cebolla caramelizada, queso de cabra y salsa especial de la casa o un costillar con salsa barbacoa en el restaurante argentino o una quiche vegetariana en el restaurante de comida casera que dirige la vecina francesa.

Si haces algo en casa o con otros cristianos y luego temes hacerlo en público, te arriesgas a recibir la reprimenda de Jesús: “A cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también lo negaré delante de mi Padre que está en los cielos”. Personalmente, es un riesgo que prefiero no correr.

Los cristianos dan las gracias a Dios y, al cumplir con nuestro deber al respecto, incluso en un bar o en un restaurante, damos testimonio público de nuestra fe.

Piensa en lo que se pierde cuando te niegas a cumplir con tu deber, a poner en práctica un diminuto ápice de valor necesario para convertirte en ese tipo excéntrico que reza antes de comer.

Estarías renunciando a la oportunidad de ser un pequeño signo de que la fe cristiana es una opción viva y que algunos cristianos en el mundo sí ejercen su fe de verdad.

Te niegas -y es una negación, no un fracaso- a plantear un pequeño aunque poderoso cambio en la narrativa secular que casi toda la sociedad acepta y según la cual conforman sus vidas. Pierdes la oportunidad de insertar el cristianismo en el mundo público del que ha sido extraído.

Dar las gracias a Dios antes de empezar a comer es un gesto diminuto, cierto, pero no es un gesto insignificante.

Es una forma de decir a la gente que tal vez no sepa nada de Dios o de la Iglesia que existe un mundo donde es natural mostrarse agradecido. Les transmite que conocemos a Alguien a quien podemos dar gracias.

    

HOY SE CELEBRA A NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO


 
 
 
 
 
REDACCIÓN CENTRAL, 27 Jun. 16 / 12:01 am (ACI).- El 27 de junio se celebra la Fiesta de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona de los Padres Redentoristas y cuyo icono original está en el altar mayor de la Iglesia de San Alfonso.

Esta imagen recuerda el cuidado de la Virgen por Jesús, desde su concepción hasta su muerte, y que hoy sigue protegiendo a sus hijos que acuden a ella.

Se dice que en el siglo XV un comerciante adinerado del Mar Mediterráneo tenía la pintura del Perpetuo Socorro, aunque se desconoce el cómo llegó a sus manos. Para proteger el cuadro de ser destruido, decidió llevarlo a Italia y en la travesía se desató una terrible tormenta.

El comerciante tomó el cuadro en alto, pidió socorro y el mar se calmó. Estando ya en Roma, él tenía un amigo, a quien le mostró el cuadro y le dijo que un día el mundo entero rendiría homenaje a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Después de un tiempo, el mercader enfermó y, antes de morir, le hizo prometer a su amigo que colocaría la pintura en una iglesia ilustre. Sin embargo, la esposa del amigo se encariño con la pintura y este no realizó su promesa.

Nuestra Señora se le apareció al hombre en varias ocasiones pidiéndole cumpliera, pero al no querer disgustar a su mujer, enfermó y murió. Más adelante la Virgen habló con la hija de seis años y le dio el mismo mensaje de que deseaba que el cuadro fuera puesto en una iglesia. La pequeña fue y se lo contó a su madre.

La mamá se asustó y a una vecina que se burló de lo ocurrido le vinieron unos dolores tan fuertes que solo se alivió cuando invocó arrepentida la ayuda de la Virgen y tocó el cuadro. Nuestra Señora se volvió a aparecer a la niña y le dijo que la pintura debía ser puesta en la iglesia de San Mateo, que quedaba entre las Basílicas Santa María la Mayor y San Juan de Letrán. Finalmente, así se hizo y se obraron grandes milagros.

Siglos después, Napoleón destruyó muchas iglesias, entre ellas la de San Mateo, pero un padre agustino logró llevarse secretamente el cuadro y más adelante fue colocado en una capilla agustiniana en Posterula.

Los Redentoristas construyen la Iglesia de San Alfonso sobre las ruinas de la iglesia de San Mateo y en sus investigaciones descubrieron que antes ahí estaba el milagroso cuadro de del Perpetuo Socorro y que lo tenían los Agustinos. Gracias a un sacerdote jesuita conocieron el deseo de la Virgen de ser honrada en ese lugar.

Es así que el superior de los Redentoristas solicitó al Beato Pío IX, quien dispuso que el cuadro fuera devuelto a la Iglesia entre Santa María la Mayor y San Juan de Letrán. Asimismo, encargó a los Redentoristas que hicieran que Nuestra Señora del Perpetuo Socorro fuera conocida.

Los Agustinos, una vez que supieron la historia y el deseo del Pontífice, gustosos devolvieron la imagen mariana para complacer a la Virgen.

Hoy en día la devoción a Nuestra Señora del perpetuo Socorro se ha expandido por diversos lugares, construyéndose iglesias y santuarios en su honor. Su retrato es conocido y venerado en todas partes del mundo.


ORACION A NUESTRA MADRE DEL PERPETUO SOCORRO

Oh Madre del Perpetuo Socorro, concédeme la gracia de que pueda siempre invocar tu bellísimo nombre ya que él es el Socorro del que vive y Esperanza del que muere. Ah María dulcísima, María de los pequeños y olvidados, haz que tu nombre sea de hoy en adelante el aliento de mi vida. Cada vez que te llame, Madre mía, apresúrate a socorrerme, pues, en todas mis tentaciones, y en todas mis necesidades propongo no dejar de invocarte diciendo y repitiendo: María, María, Madre Mía.
    

¿LA IGLESIA DEBE PEDIR PERDÓN A LOS GAYS? NO SOLO A ELLOS, RESPONDE EL PAPA FRANCISCO


ROMA, 26 Jun. 16 / 05:41 pm (ACI).-En el vuelo de retorno de Armenia a Roma y preguntado sobre unas recientes afirmaciones del Cardenal alemán Reinhard Marx quien dijo que la Iglesia debe disculparse con los homosexualespor haberlos marginado, el Papa Francisco afirmó que la Iglesia no solo debe pedirles disculpas sino “perdón”, pero no solo a ellos sino a cualquiera que pueda haberse sentido de esa forma.

El Santo Padre contestó de modo similar a como lo hizo en la conferencia de prensa que ofreció cuando volvió de Río de Janeiro a Roma tras haber participado en la Jornada Mundial de la Juventud.

En aquella oportunidad el Pontífice afirmó lo siguiente: “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar? El Catecismo de la Iglesia Católica lo explica de forma muy bella esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia”.

En la rueda de prensa de hoy, el Papa repitió el argumento y dijo lo siguiente: “repetiré lo mismo que he dicho en el primer viaje. Repito lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica. No son discriminados, deben ser respetados, acompañados pastoralmente”.

A continuación la pregunta y la respuesta completa del Papa Francisco en la rueda de prensa de hoy en el vuelo de retorno de Armenia a Roma.

Pregunta: Santidad, en los últimos días el Cardenal alemán Marx, hablando en una conferencia en Dublin sobre el mundo moderno, ha dicho que la Iglesia debe pedir perdón a los gays por haberlos marginado. Días después sucedió lo de Orlando. Muchos dicen que la comunidad cristiana tiene algo que hacer con este odio a estas personas. ¿Qué cosa piensa?

Respuesta: Repetiré lo mismo que he dicho en el primer viaje. Repetiré lo mismo que he dicho en el primer viaje. Repito lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica. No son discriminados, deben ser respetados, acompañados pastoralmente.

Se puede condenar pero no por motivos teológicos sino por motivos digamos de comportamientos políticos o por ciertas manifestaciones demasiado ofensivas para los otros, pero estas son cosas que no entran en el problema.

El problema es una persona que tiene esa condición, que tiene buena voluntad y que busca a Dios, ¿Quiénes somos nosotros para juzgar? debemos acompañar bien, eso es lo que dice el Catecismo, es claro el Catecismo.

Además hay algunas tradiciones en algunos países, en algunas culturas, que tienen una mentalidad distinta en este problema.

Creo que la Iglesia no solo debe pedir perdón como ha dicho ese cardenal marxista (risas), no solo debe pedir perdón a las personas gays que ha ofendido, sino que debe pedir perdón también a los pobres, a las mujeres explotadas, a los niños explotados en el trabajo, debe pedir perdón por haber bendecido muchas armas.

La Iglesia debe pedir perdón por no haberse comportado muchas veces. Los cristianos, la Iglesia es santa, los pecadores somos nosotros- Los cristianos debemos pedir perdón por no haber acompañado tantas opciones…

Recuerdo que de niño en la cultura católica cerrada de Buenos Aires de donde vengo, no se podía entrar en la casa de una familia divorciada. Estoy hablando de hace 80 años. La cultura ha cambiado, los cristianos deberíamos pedir perdón, perdón, sobre muchas cosas, es una palabra que olvidamos mucho.

Esto es verdad. Muchas veces el padre patrón, y no el padre que es padre. Está el padre que bastonea y no el padre que abraza. Pero hay muchos que sí lo hacen. Están los padres de las cárceles, padres santos que no se ven porque la santidad es pudorosa.

Hay muchas organizaciones de gente buena y gente no tan buena, de gente que porque uno da una bolsa un poco grande y se mira a otro lado como hicieron las potencias internacionales con los tres genocidios.

Nosotros los cristianos, padres, obispos, hemos hecho esto, pero nosotros los cristianos tenemos a una Teresa de Calcuta y a muchas Teresas de Calcuta, hay muchos matrimonios santos. Está el grano y la cizaña. Debemos rezar al Señor para que esta cizaña termine.

Recordemos que todos somos pecadores, yo primero, de acuerdo. No solo debemos pedir disculpas sino perdón.

LO QUE DICE EL CATECISMO SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD

La enseñanza católica respecto de la homosexualidad está resumida en tres artículos del Catecismo de la Iglesia Católica; 2357, 2358 y 2359. En estos artículos la Iglesia enseña que:

Los homosexuales "deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta".

La homosexualidad, como tendencia es "objetivamente desordenada", que "constituye para la mayoría de ellos (los homosexuales) una auténtica prueba".

Apoyado en la Sagrada Escritura "la Tradición ha declarado siempre que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados", "no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual" y por tanto "no pueden recibir aprobación en ningún caso".

"Las personas homosexuales están llamadas a la castidad" y "mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana".
    

EL PRIMER COMBATE ESPIRITUAL DE LA FAMILIA CONTRA EL DEMONIO ES EN LOS CORAZONES DE LOS ESPOSOS



26 de Junio de 2016

El primer combate espiritual que libra la Llama de Amor contra el príncipe de este mundo se sitúa en el corazón de los esposos. Lo primero que hace Nuestro Señor es hacernos consciente de las intenciones del maligno: “Satanás con fuerza rabiosa quiere destrozar las familias”… “Oh las familias destrozadas, ¡cuántos pecados acarrean en contra de Mí! ¡Repara y sufre por ellas!” (p 118). “A las almas creadas a imagen y semejanza de mi Padre Celestial que caen en las garras de Satanás, las traga el infierno” (p 183). SANTÍSIMA VIRGEN (SV) “¡Qué pena tan grande hay en mi Corazón: Satanás está barriendo vertiginosamente las almas” (p 60). “La rabia salvaje de Satanás va de aumento para acaparar hasta las almas perseverantes. ¡No se lo permitan, ayúdenme” ( p 61) “El maligno trabaja con mucho mayor éxito y empeño que ustedes. ¡Tanto me duele esto!”(p 67). JESUCRISTO (JC) “…el maligno…es él quien perturba la paz de tu familia” (p81).

Los padres de familia son en el plan de Dios los pastores de su pequeño rebaño, ¿a quién atacará primero Satanás? Lógicamente los primeros objetivos de satanás son los esposos. Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas”. Si los padres caen en el poder del maligno le será mucho más fácil herir a los hijos. El trabajo del Demonio es tomar posesión de los corazones. El resto es secundario. Quien vive en pecado mortal de manera consciente y permanente, está en las garras de Satanás.

¿TE ENCUENTRAS CON GRANDES LUCHAS INTERIORES Y ESPIRITUALES? ¿DESEARÍAS ALCANZAR LA SANACIÓN Y LIBERACIÓN A TRAVÉS DE LA CONSAGRACIÓN TOTAL AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA? ASISTE ENTONCES AL PRÓXIMO RETIRO DEL PODER SANADOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA A REALIZARSE EN COLOMBIA.  DESCUBRE AQUÍ LOS (7) PASOS O EFECTOS DEL PODER LIBERADOR DE DIOS, QUE SE ESTARÁN DESARROLLANDO DENTRO DE ESTE PRÓXIMO RETIRO Y REVELADOS POR EL ESPÍRITU SANTO A SAN LUIS MARÍA GRIGNON DE MONTFORT EN EL TRATADO DE LA VERDADERA DEVOCIÓN O PREPARACIÓN PARA EL REINADO DE JESUCRISTO.

Decía el Papa Pío XII que hoy “se ha perdido el sentido del pecado”. Lo vemos de manera palpable en cantidad de hogares fundados sobre la “unión libre” o “el matrimonio civil”. Igualmente vemos cómo la mentalidad del divorcio ha llegado a justificar el derecho a contraer nuevas nupcias. Si no nos va bien nos divorciamos y nos “volvemos a casar sólo por lo civil”, tenemos derecho a “rehacer nuestras vidas”. Quienes así razonan “no tienen sentido de lo que es el pecado” de la fornicación o del adulterio. No les angustia “vivir en pecado mortal”. No creen que morir en pecado mortal tiene como castigo el infierno eterno.

¿Qué autoridad moral tienen los padres de familia que aceptan en su propia historia el pecado? ¿Cómo pueden corregir y guiar a sus hijos de manera eficaz? ¡Les falta la gracia de Dios!

Lo mismo podemos decir de aquellos esposos que cometen aborto y lo apoyan; de aquellos que utilizan los medios anticonceptivos inmorales; de quienes mantienen relaciones extramaritales, o viven inmersos en peleas destructoras, en odios, en permanentes recriminaciones que convierten la vida familiar en un pequeño infierno. La lista sería muy larga. Lo grave es que eso no lo consideran “como pecado”. No lo valoran como “acción satánica”. No se dan cuenta de que eso es fruto de la presencia del Demonio en su vida personal y en su relación de pareja.

La familia es el primer y principal objetivo de Satanás. Para destruirla el Demonio concentra sobre ella el mayor número de ataques y de medios. JC: “Dense cuenta de que todas esas cosas desordenadas tienen su origen en Satanás, es su obra…” “Están dejando que haga su destrucción la llama del infierno. Pero, ¡Ay de ustedes que miran con cobardía , los que son responsables! ¡Se tapan los ojos y dejan que las almas sigan condenándose” (p 83). A tal grado ha avanzado la ceguera espiritual de esta sociedad “cristiana” que ya hemos “aceptado como normal” todas esas aberraciones y no nos inquietamos; caemos en la “indolencia” ante la posibilidad de la condenación eterna de quienes las cometen.

El primer fruto de la Llama de Amor es iluminar los corazones con la Luz del Espíritu Santo para que puedan darse cuenta de lo que es pecado personal y familiar. Cegar a Satanás significa en primer lugar recuperar la conciencia del pecado. Cuando se rompen voluntariamente los compromisos santos adquiridos en el Sacramento del Matrimonio válidamente contraído se comete pecado. Mucha gente se ha hecho a la idea de que “ahora la Iglesia” ha cambiado y de que uno se puede “divorciar por la Iglesia”. La Llama de Amor debe comenzar su trabajo desde el corazón del hogar. Los niños deben ser iluminados por el “efecto de gracia”. Hay que educarlos dentro de la perspectiva que el Diario Espiritual nos muestra.

Cuando los hijos sean adultos y lleguen al matrimonio, irán bien armados para enfrentar el rudo combate que significa fundar una familia consagrada a Jesucristo. Los esposos deben asumir la gracia del Sacramento del Matrimonio con el poder que emana de la Llama de Amor.

Uno de los apostolados más importantes del Movimiento debería ser la creación de pequeños grupos de oración para niños (las llamitas), para adolescentes y jóvenes. El matrimonio no se puede preparar con cuatro charlas parroquiales. Es todo un camino espiritual que debe preceder al compromiso sacramental. Tenemos que aprender las leyes del combate espiritual tal como la Virgen nos las enseña y aplicarlas en el seno de la familia.

Padre Sergio Hernández Ochomogo


    

ASISTIMOS AL DESAFÍO MUSULMÁN A LA HEGEMONÍA MUNDIAL DE LA CIVILIZACIÓN CRISTIANA


Quiérase o no, el cristianismo es la base moral, jurídica y social sobre la cual funciona el mundo desarrollado y subdesarrollado hoy; el cristianismo gestó esta civilización que tiene a occidente como líder económico, científico y militar. Y las otras sociedades desarrolladas poderosas, como por ejemplo China, han optado por las pautas occidentales para su crecimiento, haciendo un mix con su cultura ancestral.

Pero el caso del Islam es distinto, porque la ley sharía es contradictoria con los valores cristianos, y si por esas cosas Europa es manejada por ella, por ejemplo, ya las mujeres no tendrán la igualdad jurídica con los hombres, las sociedades estarían gobernadas por un poder cívico religioso, las penas judiciales serían muy otras, y así podríamos hacer un ejercicio teórico sobre las cosas que cambiarían, pero no es el objetivo de este artículo.

Quiérase o no, el Islam es un contendiente ideológico del estilo de vida y la civilización judeo-cristiana, pero muchos católicos dudan de ello con el argumento falaz de que adoran al mismo Dios. Sin embargo ahí están los resultados: persecución cruenta a los cristianos en los países donde son mayoría y un programa de copamiento cultural en occidente.

Tal vez estemos en un momento de inflexión de la historia, en que estamos enfrentados esta ideología desafiante al estilo de vida occidental, como occidente lo hizo con el nazismo y el comunismo, porque no puede verse al Islam sólo como una religión, sino como un sistema de gobierno total de la sociedad que tiene una religión como justificación.

LA PROTECCIÓN DEL ISLAMISMO POR EL LENGUAJE POLÍTICAMENTE CORRECTO

Cuando los musulmanes cometen actos de terrorismo, para algunas autoridades es un procedimiento operativo estándar de delincuentes y otros aseguran a la población que “esto no tiene nada que ver con el Islam.” Esto se dice con tanta frecuencia que contradice el sentido común de cualquier persona con dos dedos de frente.

Lo hemos visto recientemente con el atentado de Orlando, en que las autoridades de EE.UU. , incluso las de la Iglesia Católica, se han negado a identificar que el atacante era musulmán.

Así que fue refrescante escuchar a un líder mundial (en este caso, un ex líder mundial) admitir que el terrorismo islámico mundial realmente tiene algo que ver con el Islam.

En un discurso de apertura hace un par de años, Tony Blair describió al Islam radical como la mayor amenaza que enfrenta el mundo hoy en día.

Luego pasó a criticar a los comentaristas occidentales que “van a medidas extraordinarias” para evitar vincular el terrorismo con el Islam. “Es extraño”, dijo, “ignorar el hecho de que los principales actores en todas las situaciones se expresan a través del medio de la identidad religiosa.”

Aunque Blair sugirió que la ideología islámica radical “distorsiona y deforma el verdadero mensaje del Islam”, sin embargo, hizo hincapié en que este movimiento extremista se basa en una creencia religiosa.

Agregó que nosotros en Occidente podemos obtener una mejor comprensión de la ideología islamista, recordando “la experiencia del comunismo y el fascismo” ¿Su mensaje principal? La “derrota de esta ideología” debe estar en la parte superior de la agenda global. En pocas palabras, Blair está llamando a la guerra ideológica contra el “islamismo” (su término para el Islam radical).

TENEMOS UN MITO FALSO QUE VICTIMIZA A LA CULTURA ISLÁMICA

A occidente le cuesta comprender la realidad que se ve, por un discurso políticamente correcto que victimiza a los musulmanes.

El historiador italiano, especializado en la Edad Media Franco Cardini sugiere que el resurgimiento islámico actual tiene su origen en el deseo de venganza contra el colonialismo occidental, por lo que los cristianos en los países islámicos, son vistos como apéndices del occidente, que pagan por todo.

Es la tesis que dijo Bill Clinton después del 11 de septiembre. Clinton sostuvo que los musulmanes nunca habían olvidado el ultraje sufrido por parte de las Cruzadas. Argumento similar hizo Gad Lerner en su libro un par de años más tarde. Y recientemente el presidente Obama lo repitió.

Pero fue Cardini (que, a diferencia de Clinton y Lerner, es un medievalista) que de las Cruzadas el Islam apenas si se dio cuenta, ya que sólo comprendió dos siglos y un pequeño trozo de Palestina costera.

Una mirada a la historia, entonces, vemos que los islamistas no tienen ningún título para acusar de colonialismo a otros, ya que el Islam siempre se ha ampliado a punta de sable y, además, destruyó todas las culturas anteriores (como informa el escritor indio Vidiadhar Naipaul, Premio Nobel 2001).

Si queremos entrar en detalles, el colonialismo occidental en África, puso fin por ejemplo, a la trata de esclavos, de los que los árabes musulmanes eran los principales responsables. El colonialismo, en medio de sombras y luces, puso orden en un mundo perpetuamente en un estado de guerra tribal, guerra endémica que proporcionaba material a los traficantes árabes de esclavos.

El colonialismo francés en Argelia, otro ejemplo, comenzó a decir basta a la lacra de la piratería musulmana, que todavía en el siglo XIX hacía del Mediterráneo un mar impracticable.

El gran levantamiento del Ejército Mahdi chií en Egipto y Sudán, con las masacres que se cobró también la vida del gobernador de Jartum, no tuvo nada que ver con el colonialismo, pero sí con el conflicto que aún opone a sunitas y chiitas para decidir quién debe dirigir el Islam para conquistar el mundo.

Así escribió Silvio Solero (en 1928) en El islamismo, síntesis histórico-crítica,

“El poder islámico tuvo una larga duración por el hecho de que, a cada paso de su historia, encontró nuevas fuerzas que se pusieron al servicio del Islam (…). El futuro dirá si la apuesta islámica es para siempre o es capaz de estallar de nuevo, incendiando el mundo”.

NO CONOCEMOS NI COMBATIMOS AL ADVERSARIO IDEOLÓGICO

Durante la Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría que siguió, nosotros no dudamos en participar en una guerra ideológica con el nazismo primero, y luego con el comunismo. Se consideró perfectamente legítimo perseguir las ideas en la base de estos sistemas totalitarios como una forma de creencia negativa.

Y no nos preocupamos sobre a quién podría ofenderse. Pero ¿y si la ideología que amenaza viene envuelta en el manto de la religión? Blair llama a la derrota de la ideología “islamista”, pero ¿cómo se puede participar en la guerra ideológica si la crítica de la ideología enemiga está fuera de los límites?

En nuestros tiempos multiculturales, se considera muy mala educación criticar a una religión que no sea la propia. El respeto de las de otras personas – no importa cuán diferentes de nosotros – se considera que es el sello distintivo de la civilidad y la tolerancia.

Así, mientras nos sentimos libres para hablar de los males del nazismo, el comunismo, el laicismo y el capitalismo, a muy pocos se le ocurriría hablar de los males del Islam. Es tabú.

Como resultado, cuando las cosas malas se hacen en nombre del Islam, nuestros “comentaristas” (como los llama Blair) son rápidos para absolver al propio Islam. La fórmula “esto no tiene nada que ver con el Islam” es sólo una manera de ignorar la dimensión religiosa del terror.

IDEOLOGÍA SUPREMACISTA ENVUELTA COMO UNA RELIGIÓN

Sin embargo, cuando los jihadistas explican sus motivaciones casi invariablemente citan las palabras y el ejemplo de Mahoma como se encuentra en el Corán y los Hadiths – dos fuentes con las que parecen ser muy familiares.

Que el jihadista promedio sabe el Corán mejor que el cristiano promedio el Nuevo Testamento nos debe decir algo, pero al parecer no es así. Sun Tzu, el estratega militar chino, dijo que la primera regla de la guerra es conocer al enemigo, pero en general hay una negación a reconocer lo que nuestros enemigos islamistas consideran que es el hecho más sobresaliente acerca de sí mismos.

Esta renuencia a identificar las principales motivaciones del enemigo nos pone en una desventaja considerable, trabajo que hicimos en las guerras anteriores.

Occidente probablemente prevalecerá si la lucha con el Islam se limita a la lucha armada. Pero nuestra lucha de civilizaciones con el Islam va mucho más allá de eso.

Por ejemplo, la toma gradual Islámica de Europa se está logrando mediante la jihad cultural más que la jihad armada. En Europa, la expansión del Islam no requiere combates en las calles; sólo requiere que los europeos se acostumbren a los burkas en los centros comerciales, calles cerradas para la oración, la cancelación de las conversaciones críticas sobre el Islam, aceptar el antisemitismo, y la creación de guetos religiosos y culturales en las principales ciudades. Podríamos añadir la islamización de las escuelas a la lista.

En su discurso, Blair hizo alusión a un complot descubierto por el que los musulmanes se hacen cargo de más de una veintena de escuelas en el área de Birmingham. El nombre en clave musulmana de la trama era “Caballo de Troya”.

El punto es que tenemos muy poca defensa contra el tipo de Caballo de Troya de la jihad.No es sólo que estamos impedidos por una ideología multicultural que exige que seamos tolerantes hasta la muerte, sino que también los jihadistas culturales son muy conscientes de esta debilidad en nuestra armadura. Ellos saben que no nos atrevemos a criticar una religión no cristiana, y saben cómo sacar provecho de nuestra renuencia.Criticar algo musulmán o islámico y los cargos de intolerancia religiosa y la islamofobia pronto llegan a nivel de demanda judicial.

LOS PIES DE BARRO DEL CORÁN

Lo maravilloso de esto desde el punto de vista islámico es que casi nadie en Occidente se atreve a tomar ventaja de las debilidades teológicas del Islam. Teológicamente, el Islam es un castillo de naipes. Nunca pudo soportar el tipo de examen académico que el cristianismo ha sido objeto. Por ejemplo, el Corán es un mosaico primitivo de ideas prestadas, historias medio dichas, y maldiciones interminablemente repetidas.

El historiador Thomas Carlyle fue aún menos caritativo. Aunque consideraba a Mahoma como uno de los grandes hombres de la historia, describió el Corán como “un revoltijo confuso, fatigoso, crudo, mal construido; iteraciones infinitas, desprolijidad, enredo; estúpido e insoportable”.

El mundo está lleno de libros mal escritos, pero éste en particular se supone que ha sido escrito por el mismo Dios. Uno podría pensar que Dios pudo haber hecho un mejor trabajo.

El punto es que cualquiera que haya leído el Corán y tiene incluso un conocimiento de los estudios de las Escrituras se dará cuenta de que el “libro sagrado” del Islam no cumpliría con las pruebas de evidencia crítica e histórica que aplicamos a la revelación cristiana. El punto adicional es que estas pruebas constituyen potentes armas en nuestro arsenal ideológico – si estamos dispuestos a utilizarlas.

En las luchas ideológicas del pasado se buscó la victoria a través del descrédito ideológico del sistema de creencias que inspiró a nuestros enemigos. Si no hacemos algo similar en nuestra lucha de la civilización global con el Islam (o, si se prefiere, “islamismo”), tenemos que enfrentarnos a la posibilidad muy real de que vamos a perder la guerra – tanto militar como culturalmente.

Si estamos en una confrontación con la ideología / teología islámica, ¿por qué no queremos examinarla con más cuidado? ¿Por qué no habríamos de querer poner en duda la revelación en la que se basa todo? Y, aún más, ¿por qué no buscar la forma de desilusionar y desmoralizar a los defensores de esta ideología?

Se puede argumentar que este enfoque es incivil, ofensivo e insensible. Tal vez sea así. Quizá treinta años después, ¿te gustaría ser uno que explique a su nieta que usa burka y se casó con un hombre que le triplicaba la edad, y que no tiene los mismos derechos que los hombres, que hemos perdido la guerra cultural contra el Islam, ya que fuimos insensibles para luchar?

¿PODREMOS HACER DUDAR A LOS MUSULMANES?

Otro argumento más práctico contra atacar la base ideológica del islamismo y así socavar la fe de los jihadistas es que no va a funcionar. Muchos dan por sentado que una fe profundamente arraigada no puede ser fácilmente sacudida por la crítica, y las creencias islámicas parecen muy inquebrantables. Dado este supuesto, sería una pérdida de tiempo tratar de sembrar las semillas de la duda en la mente de los verdaderos creyentes.

Pero las creencias profundamente arraigadas no siempre están tan profundamente arraigadas como aparecen. Por ejemplo, hace treinta y cinco años parecía que la fe católica estaba profundamente arraigada en Irlanda, pero Irlanda, al igual que muchas otras sociedades, una vez sólidamente católicas, ha experimentado una disminución significativa en la fe.

En concreto, el Islam también ha sufrido una crisis de fe – y no hace mucho tiempo. A principios de 1970 la mayoría de las mujeres iraníes, iraquíes y egipcias habían abandonado su vestimenta tradicional por la ropa de estilo occidental, y el entretenimiento occidental fue la moda.

Los musulmanes continuaron observando su religión, pero lo hicieron de más o menos la misma manera que un cristiano tibio – es decir, más como una obligación social que religiosa. En el mundo musulmán, la mayor parte del siglo XX, el Islam apenas podía definirse como una fe profundamente arraigada.

Los movimientos islamistas radicales del siglo XX, como la Hermandad Musulmana, se formaron con el propósito de renovar la fe que se les escapaba. Y tuvieron un gran éxito al hacerlo. El punto a tener en cuenta, sin embargo, es que la “creencia profundamente arraigada” que ahora vemos en el mundo musulmán es de origen muy reciente.

Por otra parte, la creencia profundamente arraigada se basa en el fundamento muy inestable del Corán. Los jihadistas hacen lo que hacen porque creen que Dios les ordena hacerlo. Ellos también creen que serán ricamente recompensados por sus esfuerzos en el paraíso.

¿Pero qué si el Corán no fue escrito por Dios? ¿Qué tal si fue hecho por el hombre, la invención de un intrigante egoísta? ¿Quién quiere inmolarse en un atentado suicida si la recompensa prometida no es nada más que una herramienta de reclutamiento inteligente hecha con el propósito de sustituir guerreros perdidos en la batalla, hace unos 1.400 años?

¿MAHOMA RECIBIÓ REALMENTE UNA REVELACIÓN?

¿Fue el Corán escrito por Dios? Parece una pregunta bastante central. Y al ver que un sinnúmero de vidas penden de las respuestas, se podría pensar que más personas lo preguntarían.

No es como preguntas privadas estrictamente personales para la conciencia individual y para reflexionar. Son también, como en todas las religiones que se proclaman públicamente, una cuestión para el debate general. Los jihadistas no ocultan su lámpara bajo el celemín. Quienes dudan de Mahoma, entonces, no deberían ser reacios a apagarla.

Mientras los musulmanes creen que Mahoma recibió sus órdenes a partir de Dios, la jihad islámica continuará. Si queremos poner fin a la guerra santa, tenemos que hacer un hueco en esa creencia. Como hemos visto una y otra vez en la historia, incluso las creencias profundamente arraigadas son susceptibles de cambio. Si suficientes no musulmanes empiezan a hacer ciertas preguntas insistentemente, hay una buena posibilidad de que los musulmanes puedan ser devueltos a ese estado de duda sobre el Islam que prevaleció en el mundo musulmán hace apenas sesenta años.

Foros de la Virgen María
    

More Recent Articles


You Might Like

Click here to safely unsubscribe from "La columna del hermano José."
Click here to view mailing archives, here to change your preferences, or here to subscribePrivacy