Your email updates, powered by FeedBlitz

Click here to read this mailing online.

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"La columna del hermano José" - 5 new articles

  1. SANACIÓN – LIMA-PERU
  2. REUNION DE SANACION DE TODOS LOS VIERNES
  3. APETENCIAS CORPORALES, APETENCIAS ESPIRITUALES
  4. ¿DEBEMOS CREER EN LAS REVELACIONES PERSONALES?
  5. FRANCISCO EXPLICA «EL DRAMA DE LOS DOCTORES DE LA LEY, LOS TEÓLOGOS»: «NO SABÍAN ESCUCHAR»
  6. More Recent Articles
  7. Search La columna del hermano José
  8. Prior Mailing Archive

SANACIÓN – LIMA-PERU


REUNIÓN DE SANACIÓN DE TODOS LOS VIERNES A LAS 8 PM
DIRECCIÓN

NUESTRAS REUNIONES DE SANACIÓN DE LOS VIERNES A LAS 8 PM, SE LLEVAN A CABO EN LA AV. IGNACIO MERINO # 1776 – LINCE, PARALELAS ALTURA DE LA CDRA. 17 DE AV. PETIT THOARS – CDRA 17 DE LA AV. AREQUIPA. RESTAURANTE - CAFÉ DE MURIAL -.

Si tienes alguna duda sobre cómo llegar: Llama a los siguientes teléfonos antes de la 8 p.m.

Claro: 9-9718-6681

Movistar. 9-8027-5690

Si deseas que te visite en tu casa, usa los mismos teléfonos. Puedes llamar también a la sub-coordinadora del grupo, Srta. Ana Ticona al celular 9-9704-4417 por detalles. Gracias por tu comprensión.

Nota – No recibo mensajes de texto a mis celulares. Colaboración si te es posible: S/ 5.00 (Niños no colaboran)

Nota: En nuestra reunión de los viernes puedes adquirir:

-Libros sobre Exorcismo a 30 soles cada uno.

-La Cruz-medalla de San Benito Abad (en metal, con oración de liberación en latín y castellano) y el Escapulario de La Virgen del Carmen bendecidos a 35 soles – (dos en uno), de madera con metal 50 soles.

A LOS SEGUIDORES DE MI BLOG

Agradezco de corazón a los “181 seguidores” que se han formalizado en mi blog, y a los cientos de personas que entran diariamente. ¡Invita a tus contactos a conocer mi blog, así me ayudarás a llevar La Palabra de Dios!

PEDIDOS DE ORACIÓN A TRAVÉS DE ESTE BLOG O A MIS CORREOS PERSONALES (Ver Perfil)

Nota: Por favor, no traten de entrar por medio del Messenger. Pongan el nombre completo de la persona por la que deseen que oremos.

Si deseas ser seguidor: Bajo la imagen del Señor de la Misericordia encontrarás las indicaciones.

¡Qué Dios y su Santísima Madre los bendigan!

Grupo Católico de Oración por los Enfermos “Sí Señor”

José Miguel Pajares Clausen
    


REUNION DE SANACION DE TODOS LOS VIERNES


NUEVA DIRECCION DE REUNION DE ORACION DE SANACION DEL GRUPO “SI SEÑOR”

APARTIR DEL 1° DE MAYO 2015 NUESTRAS REUNIONES DE ORACION SERAN TODOS LOS VIERNES COMO DE COSTUMBRE, LOS ESPERAMOS,

 

QUE DIOS LOS BENDIGA.

HNO.JOSE PAJARES.

DIRECCION

CONDOMINIO PARQUE CENTRAL TORRE “A” – 802  /  JR. GARCIA VILLON 674

REFERENCIAS:

-          EN EL CRUCE DE LAS AVENIDAS COLONIAL CON GARCIA VILLON

-          A 5 CUADRAS DE LA PLAZA DOS DE MAYO

-          ALTURA DE LA CUADRA 5-6 DE AV. COLONIAL

-          A UNA CUADRA DE MAESTRO HOME CENTER

-          COLINDA CON EL ESTADIO LOLO FERNANDEZ

MAS REFERENCIAS AL 9-9718-6681
    

APETENCIAS CORPORALES, APETENCIAS ESPIRITUALES


Todos sabemos que…, las apetencias de nuestro cuerpo no están siempre de acuerdo, con las apetencias de nuestra alma, ellas están enfrentadas por bastantes varias razones; una de ellas quizás la que más distancia nuestra alma de nuestro cuerpo es que, mientras nuestra alma es inmortal nunca perecerá ni envejecerá, nuestro cuerpo tiene sus días contados y lo que más le desespera a él, es que ni siquiera, sabe los días que le restan de vida y aunque no lo comprenda, esta falta de conocimiento le beneficia y no le perjudica.

Los días le van pasando al cuerpo, como las cuentas de un rosario del que ignora, cuándo se acabará este, aunque si ve, como él se va derrumbando, va perdiendo facultades física y mentales, y muchos casos, aunque nunca le han gustado los estudios, y es ahora ya jubilado sin nada que hacer, se dedica diariamente a la investigación, para saber dónde dejó sus gafas, donde ha puesto el móvil, a qué hora me han dicho que me recibirá el médico…, etc…etc.

Su obsesión salvo contadas excepciones, es la de parecer más joven de lo que es, quitándose años de encima, ellos y ellas, aunque el dichoso DNI no hay forma de modificarlo, y es ahora cuando los hombres, hacen lo que nunca hubiesen hecho de joven, como teñirse el pelo, naturalmente aquellos que conserven su cabellera, que no son todos, también en vez de teñirse el pelo, los hay quienes usan una loción para quitarse las canas, que termina dejándoles el pelo de color zanahoria. Y no hace falta llegar a la senectud para empezar a hacer estas tonterías.

            El alma nuestra alma es lo más maravilloso que poseemos. Aunque aquellos que habitualmente viven de gracia de Dios, no son conscientes de la belleza de un alma que es templo vivo de la Divinidad Trinitaria, y por esa alma se refleja la luz divina, que le dona su amor al Dios. Ellas las almas, han sido creada directamente por Dios, a diferencia de nuestro cuerpo, en el cuál la intervención divina, no ha sido tan directa como en el caso de nuestra alma, ya que nuestros padres terrenos, han tenido bastante que ver en nuestra creación,

Quien de verdad nos hicieron la Pascua, fueron nuestros primeros padres que le fallaron a Dios no superando esa primera prueba demostrativa de su amor a Él y por instigación demoniaca, comieron de la fruta prohibida, dejándonos la herencia de la dichosa tendencia concupiscente, que toda persona tiene, y obliga a nuestra alma espiritual, a vivir sojuzgada por nuestro cuerpo material. Pues el orden lógico es que nuestra alma al pertenecer al superior orden espiritual debería de por encima de nuestro cuerpo material perteneciente a un orden inferior. Pero el pecado original trastocó el orden lógico que sitúa a nuestra alma por encima de la materialidad de nuestro cuerpo perecedero.

La lucha entre las apetencias de nuestra alma y las de nuestro cuerpo se llama lucha ascética y desgraciadamente no se da en todos nosotros. Unos luchan desesperadamente, utilizando dos recursos efectivos, llamados oración y mortificación, pues como más de un exégeta evangélico ha dicho: la oración y la mortificación son las dos alas que necesitamos para alcanzar el cielo y las dos le fastidian a nuestro cuerpo que se rebela, cuando el alma quiere orar o mortificarse. Pero otros dan la espalda a la lucha ascética y se entregan a satisfacer sus apetencias corporales.

Es necesaria la oración y también la mortificación, pero ambas cosas para el que no ama a Dios, sobre todo con la mortificación carece de sentido ¿A quién le aprovecha eso de torturarse? Dejando de comer manjares lícitos y apetecibles o pasarse un día entero con una china metida en un zapato, cuando es muy fácil quitarse la china del zapato. Para una persona apartada de la vida espiritual que es tanto como decir, careciendo de una relación con Dios, tanto la lucha ascética, como la oración o la mortificación, carecen de sentido. Para ellos lo principal es cuidar lo que se ve y si no se cuida se deteriora. Les es necesario entregarse a los deportes a la gimnasia conservar en forma el cuerpo, aunque muchos, que se creen que son deportistas, su deporte es sentarse en un sillón delante de la TV a contemplar partidos o las competiciones deportivas, sean estas del deporte que sea.

            Poco le duran a las personas los esfuerzos físicos para mantenerse agiles y presumir de estado físico, porque el tiempo es inexorable con el cuerpo y no con el alma. Mientras quiera que no, el cuerpo envejece el alma va aumentando en juventud y lozanía porque cuanto más envejece el cuerpo, más libre se siente el alma, de las ataduras de su cuerpo y con más facilidad puede acudir a lo que ella aspira y el cuerpo la sujeta a buscar el amor de Dios, por medio de la oración y la mortificación.

            El parágrafo 2015 de nuestro Catecismo católico nos dice que: El camino de la perfección pasa por la cruz. No hay santidad sin renuncia y sin combate espiritual (cf. 2Tm. 4). El progreso espiritual implica la ascesis y la mortificación que conducen gradualmente a vivir en la paz y el gozo de las bienaventuranzas: El que asciende no cesa nunca de ir de comienzo en comienzo mediante comienzos que no tienen fin. jamás el que asciende deja de desear lo que ya conoce (S. Gregorio de Nisa, hom. in Cant 8).”.

            Me comentaba un amigo jubilado ya hace bastantes años, que él se levanta siempre a las 6 de la mañana, para ir a la primera misa que ha encontrado cera de su casa más temprano, que es a las 7,30 lo cual le permite arreglarse y hacer en casa sus oraciones de la mañana El caballo de batalla de su familia, empezando con su mujer, es que no tiene obligación de ir a una misa tan temprano pudiendo ir a una misa las 10 o a las 11, como van la gente de su edad y entorno. Al final, según ellos, tanto vale una misa a las 7 como a las 11, sobre todo tratándose de días laborables y de una persona de salud delicada. No me comprenden, me decía mi amigo y yo si le comprendo, porque el levantarse temprano implica una mortificación, que es el regalo que mi amigo le lleva al Señor todas las mañanas. Si fuese a misa a las 11, a esa misa mi amigo se presentaría al Señor con las manos vacías y el Señor no le daría las divinas gracias, que todas las mañanas le regala por el sacrificio que hace por Él.

            En la vida del profeta Elías el tesbita, hay un momento en que este tiene que huir de la reina Jezabel, que ha jurado matarlo por haber dado la orden de degollar en el torrente del Quisón, a los 200, sacerdotes del dios Baal. Elias, huyendo de la persecución de la reina Jezabel, marchó hacia el monte Horeb en el Sinaí y allí el Señor le pregunta ¿Qué haces aquí Elías? Y él le responde: “El celo de tu Casa me consume, Señor”. Al igual que a Elías hay gracias a Dios, muchas personas enamoradas de su amor, a las que el celo de la casa del señor, les consume, y la gente no acaba de comprenderle.

            Procuremos todos ser unos nuevos Elías, para poderle decir al Señor: “El celo de tu casa me consume”

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

Juan del Carmelo
    


¿DEBEMOS CREER EN LAS REVELACIONES PERSONALES?


Una aparición, cuando es autorizada por la Iglesia, no puede ir en contra de la verdad que Dios ha revelado

Por: Germán Sánchez Griese | Fuente: Catholic.net

“Debes creer en las apariciones de...” “Yo no sé si sea cierto, pero desde que fui al Santuario de tal lugar, mi vida ha cambiado. Fue una experiencia de fe, una conversión de vida”.

Con estos y otros muchos argumentos, hay personas que se esfuerzan por propagar los mensajes que la Virgen ha prodigado en diversas partes del mundo. Garabandel o Medjugorie son dos nombres entre otros muchos que vienen a nuestra mente como muestras de ese esfuerzo colectivo por dar a conocer un mensaje de la Virgen. En no pocas ocasiones estas personas recurren incluso a la amenaza o al tremendismo al presagiar acontecimientos funestos en caso de que no se sigan las indicaciones y las peticiones de la Virgen. Muchos incluso contrastan estas apariciones con las aceptadas por la autoridad eclesiástica como pueden ser Fátima, Lourdes o Guadalupe. ¿Cuál es la diferencia entre unas y otras apariciones? ¿Debemos o no debemos creer a estas apariciones recientes y a sus mensajes en ellas contenidos?

Es necesario distinguir antes que nada lo que son las apariciones y sus aportaciones a la verdad revelada. Cada católico busca, sin lugar a dudas, su salvación. Su vida se convierte así en un esfuerzo por seguir la voluntad de Dios. ¿En dónde se encuentra contenida la voluntad de Dios? Sin duda alguna en la Palabra revelada, en la Biblia, en las Sagradas Escrituras. Ahí queda consignada la Palabra de Dios y todo lo que es necesario para la salvación de nuestra alma. El Decálogo se fundamenta sobre estas palabras: “Yo soy el Señor, tu Dios, que te he sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre. No habrá para ti otros dioses delante de mí.” (Ex. 20, 2-3). Por lo tanto “aquello que es el hombre y lo que debe hacer se manifiesta en el momento en el cual Dios se revela a sí mismo”, como nos dice la Encíclica Veritatis Slpendor del 6 de agosto de 1993 en el número 10.

Todo lo que el hombre necesita para salvarse se encuentra en la verdad revelada, consignada en la Biblia. Bien sabemos que esta verdad no es una verdad que queda encerrada en el tiempo, una verdad sólo aplicable a un determinado tiempo histórico y a unos hombres. Esta verdad se extiende a todos los hombres y a todos los tiempos de la historia. ¿Quién es la encargada de velar por la fidelidad de la transmisión del mensaje? Es la Iglesia Católica, pues fue Cristo, su mismo fundador quién le encargó a la Iglesia esta misión. “Dentro de la Tradición se desarrolla, con la asistencia del Espíritu Santo, la interpretación auténtica de la ley del Señor. El mismo Espíritu, que está en el origen de la Revelación, de los mandamientos y de las enseñanzas de Jesús, garantiza que sean custodiados santamente, expuestos fielmente y aplicados correctamente en el correr de los tiempos y de las circunstancias.

Las apariciones por lo tanto no añaden nada a la verdad revelada. Las apariciones, para ser auténticas, ayudan a comprender y a vivir mejor la verdad revelada y deben sujetarse siempre a las normas de la Iglesia, como guardiana que es, a nombre de Jesucristo, del depósito de la fe. Por lo tanto nadie está obligado a creer en las apariciones. Son una ayuda para vivir la fe, para la conversión, para acercarse más a una vida de gracia. Pero no son esenciales a la fe.

Aclaremos bien lo dicho anteriormente: una aparición, cuando es autorizada por la Iglesia, no puede ir en contra de la verdad que Dios ha revelado a través de la Escritura y de la Tradición. Debe ayudar y ése es su objetivo principal, a vivir con mayor fidelidad la verdad revelada. Como un caso semejante tenemos la devoción a los santos que no añaden nada a la verdad revelada, pero su ejemplo y su intercesión en el Cielo nos ayuda a vivir con más coherencia, con más amor, con más fidelidad y con más valentía nuestra fe.

Si hay personas que de alguna manera tratan de tergiversar la fe católica haciéndola aparecer como dependiente de un suceso, como puede ser una aparición, la recitación de oraciones en una cadena que no debe ser interrumpida, la devoción particular a un santo o persona venerable, hay que explicarles con mucha caridad que no están dentro del camino que Cristo ha querido para la salvación. Esos actos nos sirven y nos ayudan para alcanzar la salvación, no cabe duda, pero ni son la salvación en sí ni sólo con cumplirlos alcanzamos la salvación.

La salvación se encuentra en la Palabra revelada y custodiada por la Iglesia, tal y como ha quedado consignado en el Código de Derecho Canónico: “Compete siempre y en todo lugar a la Iglesia proclamar los principios morales, incluso los referentes al orden social, así como dar su juicio sobre cualesquiera asuntos humanos, en la medida que lo exijan los derechos fundamentales de la persona humana o la salvación de las almas” (CDC. Can. 747, 2).
    

FRANCISCO EXPLICA «EL DRAMA DE LOS DOCTORES DE LA LEY, LOS TEÓLOGOS»: «NO SABÍAN ESCUCHAR»


El Papa Francisco celebró la misa de este jueves en capilla de la residencia Santa Marta con una particularidad: pidió por su predecesor, Benedicto XVI, que hoy cumple 88 años.

En su homilía, el Papa se refirió a la liturgia del día, que habla de la obediencia. La obediencia - observó el Papa - "a menudo nos lleva a un camino diverso del que pensábamos”.

Obedecer es "tener el valor de cambiar de rumbo cuando el Señor nos pide", dijo y añadió que "los que obedecen tiene la vida eterna", mientras que "quien no obedece tiene la ira de Dios sobre él."

El Pontífice explicó que en la primera lectura de los Actos de los Apóstoles, los sacerdotes y los jefes le prohiben a todos los discípulos de Jesús predicar el Evangelio a la gente. Están furiosos, celoso, porque en su presencia ocurren los milagros y la gente los sigue.

Los discípulos son encarcelados, pero por la noche, el ángel de Dios los libera y vuelven a anunciar el Evangelio. Detenidos e interrogados de nuevo, Pedro responde ante las amenazas del sumo sacerdote: "Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres". Los sacerdotes no comprenden: son testarudos.

"Entre tanto -precisa el Papa- estos eran los doctores, había estudiado la historia del pueblo, habían estudiado las profecías, la ley, conocían toda la teología del pueblo de Israel, la revelación de Dios, lo sabían todo, eran doctores, y no fueron capaces de reconocer la salvación de Dios.

Pero, ¿cómo se entiende esta dureza de corazón? No eran cabeza dura, no sólo era "terquedad" Porque "la historia de esta terquedad -dijo el Papa- es cerrarse en sí mismo, es no hablar, es la falta de diálogo”.

"Ellos no sabían dialogar, no sabían dialogar con Dios, porque no sabían orar y escuchar la voz del Señor,y no sabían el diálogo con los demás. Solamente interpretaban como era la ley para hacerla más precisa, y estaban cerrados a los signos de Dios en la historia, se cerraron a su pueblo. Estaban cerrados y la falta de diálogo, y el cierre del corazón, les llevó a no obedecer a Dios. Este es el drama de estos doctores de Israel, de estos teólogos del pueblo de Dios: no sabían a escuchar, que no sabían el diálogo. El diálogo se hace con Dios y con los demás”.

"Ellos son los mismos -recuerda Francisco- que le pagaron a los guardianes del sepulcro para decir que los discípulos habían robado el cuerpo de Jesús. Hacen de todo para no abrirse a la voz de Dios”.

Al concluir la homilía el Papa indicó que "en esta misa rezaremos por los profesores de los profesores, de los que le enseñan al pueblo sobre Dios. Para que no se cierren, para que dialoguen y así se salven de la ira de Dios que, si no cambian de actitud permanecerá sobre ellos

    


More Recent Articles


Click here to safely unsubscribe from La columna del hermano José. Click here to view mailing archives, here to change your preferences, or here to subscribePrivacy