Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"La columna del hermano José" - 5 new articles

  1. J.-RENUNCIA A SATANÁS
  2. I.-ORACIÓN EN LENGUAS
  3. SANACIÓN – LIMA-PERU
  4. H.-ABANDONO
  5. MARÍA EL MAYOR TERROR CONTRA LAS FUERZAS DE SATANÁS
  6. More Recent Articles
  7. Search La columna del hermano José
  8. Prior Mailing Archive

J.-RENUNCIA A SATANÁS


-Cuando se depende del poder de las tinieblas sí se está bloqueando la acción salvífica de Dios. Por tanto es necesario renunciar explícitamente a todo ocultismo y esoterismo, curanderismo y magia, horóscopo, cualquier tipo de adivinación y supersticiones.

No se puede servir a dos señores ni tampoco ser propiedad de ambos. O con Cristo o contra Él, o con Él se junta o contra Él se desparrama.

Este es el único punto que si considero esencial ya que por el poder de las tinieblas también se producen curaciones. Para evitar esta confusión es absolutamente necesario renunciar a todo contacto  con ciencias ocultas, amuletos, espiritismo, hechicería y todo aquello que usurpe el lugar de Dios.

P. Emiliano Tardif

FUENTE: JESÚS ESTÁ VIVO

Publicado por: José Miguel Pajares Clausen

(Hasta aquí llegamos en estas cortas publicaciones del P. Emiliano Tardif, espero les hayan interesado… seguiré buscando mas)
    


I.-ORACIÓN EN LENGUAS


La oración en lenguas es maravillosa. Como nosotros no sabemos orar como conviene, el Espíritu Santo viene en ayuda de nuestra debilidad para interceder por nosotros con gemidos inefables. (Rm 8, 26).

No es el lugar, y ya paso el tiempo de querer justificar el don de lenguas. Es una realidad en la Iglesia de hoy. Simplemente quiero confesar mi experiencia: He visto muchas más curaciones mientras oro en lenguas que con la oración normal, nos dice el padre Emiliano Tardif.

Un día me invitaron a un programa de televisión en la ciudad de Bogotá, Colombia, pidiéndome que orara por los enfermos. Lo curioso es que el programa solo duraba un minuto, por eso se llamaba “el minuto de Dios”. A mi me parecía demasiado poco tiempo y reclame diciéndoles:

-Ustedes duran tres minutos anunciando las cervezas y al Señor le dan solo un minuto…

Comencé la oración tan apremiado con el tiempo que oré muy rápido. Al terminar abrí los ojos y vi el reloj; ¡me quedaban todavía treinta segundo! Mi problema entonces era que no sabía qué hacer con tanto tiempo. Oré en lenguas frente a las cámaras de televisión.

Según testimonio reciente del padre Diego Jaramillo, gran predicador carismático, hubo varias personas que fueron curadas en esa ocasión.

La oración en lenguas facilita que se den palabras de conocimiento o discernimiento carismático. Es cuando estamos más disponibles para que el Señor nos use porque estamos completamente rendidos a Él.

En el segundo Encuentro Carismático de Montreal me pidieron hacer la oración por los enfermos. Había unas 65 mil personas en la Eucaristía, la cual era trasmitida por televisión. Oré mucho en lenguas y vinieron algunas palabras de conocimiento que trasmití tal y como me llegaban. Una de ellas era así:

-Hay una buena mama de 74 años que está sentada frente al televisor de su casa. En este momento el Señor la está sanando de sus ojos que no pueden ver.

Al terminar la misa se me acercó un sacerdote que me tenía cierta confianza y me dijo:

-¿Pero es que tú estás loco? ¿Cómo puedes anunciar ante 65 mil personas que una mujer ciega esta delante del televisor?

Era tan lógica su objeción que no le pude responder. Pero al día siguiente salí a visitar a mi familia a 200 kilómetros de Montreal. Cuando llegué, alguien me dijo:

-Padre, cerca de aquí vive la señora que se sanó de los ojos delante de la televisión.

A mí me dio tanto gusto que fui a visitarla. Se llamaba Joseph Edmond Poulin y efectivamente tenía 74 amos. Había enfermado de la retina. Después de un tratamiento especializado, los médicos afirmaron que su enfermedad era progresiva e incurable.

Una amiga le sugirió estar delante del televisor siguiendo la misa de sanación del Congreso de Montreal.

Cuando hice el anuncio, ella sintió mucho ardor en los ojos.

Yo le pregunté si podía leer a lo cual contesto negativamente. Entonces añadí:

-El Señor no hace las cosas a medias. Vamos a orar para que usted pueda leer la Palabra de Dios.

Tres días después me llamó por teléfono para comunicarme la alegre noticia de que estaba leyendo la Biblia.

El don de lenguas me dispuso para que el Señor comunicara lo que Él estaba haciendo.

P. Emiliano Tardif

FUENTE: JESÚS ESTÁ VIVO

Publicado por : José Miguel Pajares Clausen

(Continuara)
    

SANACIÓN – LIMA-PERU


REUNIÓN DE SANACIÓN DE TODOS LOS VIERNES A LAS 8 PM
DIRECCIÓN ACTUAL: NUEVO LOCAL DE REUNIÓN.

NOTA: FAVOR TOMAR NOTA. NUESTRAS REUNIONES DE SANACIÓN DE LOS VIERNES A LAS 8 PM, SE LLEVAN A CABO EN LA AV. IGNACIO MERINO # 1776 – LINCE, PARALELAS ALTURA DE LA CDRA. 17 DE AV. PETIT THOARS – CDRA 17 DE LA AV. AREQUIPA. RESTAURANTE - CAFÉ DE MURIAL -.

Si tienes alguna duda sobre cómo llegar: Llama a los siguientes teléfonos antes de la 8 p.m.

Claro: 9-9718-6681

Movistar. 9-8027-5690

Si deseas que te visite en tu casa, usa los mismos teléfonos. Puedes llamar también a la sub-coordinadora del grupo, Srta. Ana Ticona al celular 9-9704-4417 por detalles. Gracias por tu comprensión.

Nota – No recibo mensajes de texto a mis celulares. Colaboración si te es posible: S/ 5.00 (Niños no colaboran)

Nota: En nuestra reunión de los viernes puedes adquirir:

-Libros sobre Exorcismo a 30 soles cada uno.

-La Cruz-medalla de San Benito Abad (en metal, con oración de liberación en latín y castellano) y el Escapulario de La Virgen del Carmen bendecidos a 35 soles – (dos en uno), de madera con metal 50 soles.

A LOS SEGUIDORES DE MI BLOG

Agradezco de corazón a los “172 seguidores” que se han formalizado en mi blog, y a los cientos de personas que entran diariamente. ¡Invita a tus contactos a conocer mi blog, así me ayudarás a llevar La Palabra de Dios!

PEDIDOS DE ORACIÓN A TRAVÉS DE ESTE BLOG O A MIS CORREOS PERSONALES (Ver Perfil)

Nota: Por favor, no traten de entrar por medio del Messenger. Pongan el nombre completo de la persona por la que deseen que oremos.

Si deseas ser seguidor: Bajo la imagen del Señor de la Misericordia encontrarás las indicaciones.

¡Qué Dios y su Santísima Madre los bendigan!

Grupo Católico de Oración por los Enfermos “Sí Señor”

José Miguel Pajares Clausen
    


H.-ABANDONO


Nosotros oramos pero no podemos forzar la mano de Dios, Él puede tener un plan mucho más hermoso que el nuestro. (Ef 3,20). Él puede curarnos o concedernos la sanación completa: el encuentro definitivo en la vida eterna donde no hay lágrimas, luto ni muerte.

Por tanto es fundamental la actitud de abandono confiado en las manos amorosas del Padre. Este abandono en sí ya es una gracia inmensa. Quien se abandona a Dios recobra la paz profunda que el mundo no puede dar. Recomiendo mucho la oración del padre Carlos de Foucauld:

“Padre me pongo en tus manos. Haz de mi lo que quieras, sea lo que sea, te doy gracias. Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas. No deseo más Padre. Te confío mi alma, te la doy con todo el amor de que soy capaz, porque te amo y necesito darme a Ti, ponerme en tus manos, sin limitación, sin medida, con una confianza infinita, porque Tú eres mi Padre”.

Este abandono, acompañado de la oración de alabanza, alcanza curaciones físicas e interiores que ni nos imaginamos. La oración que más muestra el abandono y la fe no es la de petición sino la de alabanza. Alabar al Señor siempre y por todo.  Hay miles de personas que dan testimonio en sus vidas en este poder de la alabanza. Lo que no se consigue cuando pedimos, siempre se obtiene cuando alabamos.

Muchas personas que han pedido, orado y rogado por sus sanación la obtienen cuando se abandonan incondicionalmente en las manos del Padre misericordioso. Pepe Prado nos cuenta su testimonio:

Tenía yo unos cuatro años sufriendo de ulcera péptica, pero a fines de junio de 1981 tuve que ir de emergencia al hospital pues tenía una hemorragia severa. Tres días después salí de allí. El médico gastroenterólogo me dio un tratamiento que incluía medicinas, una dieta rigurosa y un horario fijo para tomar alimentos. Tomaba la medicina regularmente, pero como tenía que viajar muy a menudo a diferentes lugares predicando la Palabra de Dios no pude seguir la dieta. A causa de este descuido, un año después, se volvió a presentar el mismo problema. Fui internado y me hicieron una endoscopia el 26 de mayo de 1982. El resultado fue: cuatro ulceras prepiloricas y una duduenal, gastritis severa, hernia hiatal y duodenitis no dudar.

El doctor me dijo que necesitaba operación y que apartara una semana para la intervención quirúrgica ya que prefería hacerlo en calma y no de emergencia. Salí dado de alta, pero a media noche volvió la hemorragia. Al darme cuenta me sentí preocupado pensando que debía regresar al hospital y temí que tal vez había llegado urgente la hora de la operación. Sin embargo, mi problema era más profundo: de fe. Yo estaba muy triste y hasta un poco decepcionado del Señor.

Confieso que me sentí un tanto defraudado por Él. Más que orar, comencé a reclamar diciéndole:

-Señor, verdaderamente no te entiendo. Tú sabes que por viajar por diferentes ciudades y países predicando tu Palabra no pude llevar la dieta adecuada. Tú sabes que en los retiros y cursos no hay siempre la misma hora para comer, Tú sabes que no puedo cuidarme como el doctor lo ha indicado, y Tú, que puedes sanarme para que siga predicando tu Palabra, mira cómo me tienes.

En ese momento oí claramente la voz del Señor que me dijo:

-¿Por qué temes a la noche que te lleva al nuevo día?

Esa palabra fue espíritu y vida para mí. Creí en el Señor y me entregué sin condiciones a su plan sobre mi vida y hasta sobre mi muerte. Ya ni siquiera me importaba estar sano, sino que su voluntad se cumpliera en mí. Fuera lo que fuera yo estaba en sus manos y dependía de Él. Le firme el cheque en blanco para que Él hiciera de mi lo que quisiera. Su camino era infinitamente mejor que el mío. Era de noche, pero sabía, con la certeza de la fe, que me aguardaba el amanecer que anuncia la nueva creación. Entonces me volví a acostar y dormí en completa paz.  Yo sabía que en ese momento Dios había hecho algo para mi vida entera. Pocas semanas después me sentía tan bien que dejé la medicina y no me volví a preocupar de la dieta.  Seis meses más tarde fui a dar un retiro a Houston. Recuerdo que en esa ocasión el Señor me pidió el paso en fe de viajar sin un solo centavo, dependiendo totalmente de Él. Yo me resistía porque quería aprovechar la ocasión para que me hicieran un reconocimiento profundo de mi estómago. Sin embargo, el Señor fue más fuerte que yo y me abandoné confiadamente a sus promesas.

De la  forma más increíble. Él proveyó para todos los gastos de mi estancia y análisis en el Centro de Gastroenterología. Al final, el médico me dijo lo que yo ya sabía:

-Usted no necesita operación. Las ulceras han cicatrizado.

Yo regresé feliz a México comprobando una vez más que quien se abandona en las manos del Padre amoroso no le hace falta nada. Hace dos años de todo esto. Me siento perfectamente.

No necesito de medicamentos y ningún alimento me hace daño.

P. Emiliano Tardif

FUENTE: JESÚS ESTÁ VIVO

Publicado por: José Miguel Pajares Clausen
    

MARÍA EL MAYOR TERROR CONTRA LAS FUERZAS DE SATANÁS



Jul 14 - 16 / 2014

EL CAMINO A LA PAZ

El largo y difícil camino a la paz

Julio 14, 2014

María

Muchos emprenden el camino a la paz, pero se desvían rápidamente por intereses egoístas. Al ver las ventajas que pueden obtener, se olvidan de la meta. Esto sólo dificulta la paz. Cuando una nación o grupo se aprovecha del otro, esto llega a ser un problema, un obstáculo a la paz.

No, ustedes no pueden apartar sus ojos de la meta. No se pueden permitir ganancias a corto plazo que los desvíen. Deben sacrificar todo lo que sea egoísta para llevar a los demás el sueño de la paz. Todos los intereses egoístas que ponen en peligro la paz deben dejarse a un lado.

Pueden ver que el camino a la paz no es de un día, ni de un año. Ni siquiera podría ser de una sola vida. Es un camino largo y arduo, recorrido sólo por aquellos cuyos corazones están firmemente establecidos en la paz. Éste es un camino de sacrificio, de pensar en los demás, y de buscar su bien.

En esta luz, vean sus armas. Éste ha sido el falso camino a la paz. Armas, armas, armas. Están por todas partes, incluso en las manos de los niños. Mi Promesa es ésta. Si aunque sólo unos pocos emprenden este camino a la paz, si no lo abandonan, si realmente tratan de bendecir a los demás, si no buscan los intereses propios, Yo bendeciré su trabajo. Todos verán grandes resultados. Incluso si sólo una pequeña porción del mundo recorre este camino a la paz, Yo los mantendré a salvo.

Algunos incluso podrían dar sus vidas por la paz.

Comentario: Nuestra Señora habla honestamente de que el camino hacia la paz es largo y difícil.

Venta de armas nucleares

Julio 15, 2014

María

Los diplomáticos abordan aviones. Ellos viajan aquí y viajan allí. Ellos hablan y discuten. Sin embargo, ¿cuántas naciones están dispuestas a cambiar sus propios corazones? Para ellos, la paz es como un tablero de ajedrez.

¿Es la paz mundial una serie de ataques y contraataques? Esto se llama una paz manipulada, como si la paz pudiera ser maquinada o fabricada.

El camino a la paz es mucho más profundo que los viajes de los diplomáticos, porque las causas de la guerra se encuentran en las decisiones de una nación. La paz mundial no se puede sacar de un sombrero como el conejo de un mago y no puede ser negociada por la diplomacia astuta, ni por jugadas inteligentes.

Las personas tienen recuerdos. Los pecados del pasado siguen vivos, fuerzas poderosas e incontrolables que constantemente están en ebullición.

El mundo se enfrenta ahora con fuerzas inteligentes, poderosas, coordinadas y en crecimiento. Satanás las ha puesto en los corazones de millones. Los fuegos que han presenciado no son nada en comparación con los fuegos que aún están en secreto y estos fuegos no pueden ser extinguidos por la diplomacia en vuelo. Ellos sólo están luchando por darle completamente la espalda a Mi Hijo Jesús, el Príncipe de la Paz. Pero las naciones no quieren escuchar estas palabras. Ellos no quieren oír hablar de sus propios pecados, de sus propios incendios y de su propia falta de honradez.

Déjenme terminar con una sola propuesta. Le pido a todos los que leen estas Locuciones que exijan una respuesta. En los últimos 40 años: “¿Cuántos miles de millones de dólares ha percibido Estados Unidos con la venta de armas a otras naciones?” Tu ambición, Estados Unidos, ha atizado el fuego y tus armas son usadas en todas partes. Tú vendes las armas y luego envías a tus diplomáticos a jugar sus partidas de ajedrez.

Comentario: Cada año, Estados Unidos es líder mundial en la venta de armas en el extranjero. Durante décadas, Estados Unidos ha armado al mundo entero.
El camino a la guerra

Julio 16, 2014

María

Es demasiado tarde, cuando estalla el fuego de la guerra. La labor de la paz es para cuando no hay guerras. Se requieren corazones atentos, naciones que sean sensibles a la justicia, y líderes que estén llenos de caridad.

Si la vida humana siempre es un choque de intereses, una dominación de los ricos sobre los pobres y de control por parte de los poderosos, entonces las guerras son inevitables. Estas guerras destruyen recursos valiosos. El vencedor reclama lo que él quiere. Los vencidos están en peores condiciones y las semillas de futuras guerras son sembradas más profundamente en las memorias de las personas.Tal es el ciclo de la guerra.

Cuando Yo propongo un camino distinto a la paz, las personas y las naciones gritan, que ‘falta de realismo’. Mientras ellos rechazan Mi camino a la paz, sólo permanece el camino a la guerra. El mundo recorre muy rápido este camino en estos días.

Comentario: El plan de Nuestra Señora no es superficial. Exige cambio de corazones y cambio de políticas.


    


More Recent Articles


Click here to safely unsubscribe from "La columna del hermano José." Click here to view mailing archives, here to change your preferences, or here to subscribePrivacy