Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"Finanzas Públicas" - 5 new articles

  1. Ahora Alfonsín, por Diego Rubinzal, Agustin Rossi, Carlos Raimundi y Mario Wainfeld
  2. las mil mentiras de Techint
  3. Plan FiNES - Construcción, Discusión y Reparación
  4. FiNES y PROGRESAR: cuando hablar al cuete sale gratis… Hola Romina de Luca!!
  5. #SalióREPSOLEntraREPSAL #MasyMejorTrabajo
  6. More Recent Articles
  7. Search Finanzas Públicas
  8. Prior Mailing Archive

Ahora Alfonsín, por Diego Rubinzal, Agustin Rossi, Carlos Raimundi y Mario Wainfeld

La semana pasada se hizo la presentación del nuevo libro de mi amigo Diego Rubinzal. Fue una interesante tertulia de la que participaron Agustín Rossi, Carlos Raimundi, Mario Wainfeld y Diego. 

Gracias a la tecnología 2.0, ahora podemos compartir con todos ustedes las interesantes reflexiones escuchadas esa tarde-noche.

Agustìn Rossi



Carlos Raimundi



Mario Wainfeld



Diego Rubinzal



    


las mil mentiras de Techint

Todos conocemos el famoso dicho "una imagen vale más que mil palabras". Este fin de semana la CABA amaneció empapelada con miles de mentiras de Techint resumidas en esta imagen.

 
 
La imagen es contundente, intenta transmitir la idea de que Techint es una gran empresa multinacional que "llega" a todos los continentes desde su sede en Buenos Aires, km 0. (bueh, esta es mi interpretación ustedes tendrán otras pero muy parecidas)
 
Sin embargo, como ya dijimos en este post Techint tiene sede en Luxemburgo por motivos fiscales. Estos motivos ya fueron explicados varias veces en FP, pero mejor les recomiendo la explicación que Alfredo Zaiat publicó el sábado pasado en Página12
 
Como una imagen vale más q mil palabras a la imagen de Techint le voy a contraponer esta captura de pantalla de esta web

 
    

Plan FiNES - Construcción, Discusión y Reparación

Me llegó esta carta que quiero compartir con ustedes.

"El pasado 14 de abril se publicó en Infobae una nota sobre el programa “Fines 2” de la periodista Claudia Peiró en la que entrevista a la Doctora en Historia y docente de la UBA Romina de Luca. En ella aseguran que el objetivo del Fines es generar un ejército de analfabetos funcionales al gobierno con título secundario, entre otras afirmaciones y conclusiones estigmatizadoras y excluyentes. 

Leer esta nota me generó rechazo porque siento que, una vez más, se nos excluye por ser “negros”, por no tener educación, por no tener trabajo,  por no tener casa, por no tener “cultura”, por tener DirecTV o un televisor, por tener dos o más hijos. Y no se dan cuenta que somos la parte de la sociedad que tuvo que generar sus propios mecanismos de resistencia ante un Estado que no solo no nos defendía, sino que nos excluía, generando un país de privilegiados y olvidados.

En la década menemista, nosotros que hoy somos jóvenes, empezamos a crecer en una cultura diferente, donde los viejos buscaban trabajo y no encontraban. Empezamos a manejar el término changa, reducir el consumo y olvidarnos de algunas cosas. Buscamos los métodos de continuar viviendo dignamente en este sistema, con la venta de vidrio, diario y cartón. Recuerdo a mi vieja pelando cables, buscando cobre, con la presión de la hipoteca que nos termina tirando en la periferia de mi ciudad, La Plata.

Sin resentimiento, y con esfuerzo tratamos de continuar. Encontrando la contención que el estado ya no daba, en el barrio, la familia y la cumbia. Miles de personas éramos excluidas del sistema educativo y dejábamos nuestros estudios. La falta de trabajo y  la desigualdad crecía: unos pocos se hacían cada vez más ricos mientras unos muchos cada vez teníamos menos. Todo parecía ser una política de Estado.
Del 2001 al 2003 no recuerdo haber tenido un año entero de clases. Los maestros pasaban sus días en las calles reclamando por sus salarios. Íbamos a las instituciones para que nos digan hoy no hay clases, así durante tres años.

 Un mundo de ong’s que acogían a un montón de pibes y pibas que ya no íbamos a la escuela. Los espacios de contención del Estado en vez se cumplir su objetivo lo único que hacían era profundizar la exclusión.
En el 2003 llega un proyecto político diferente que proponía gobernar para 40 millones y no unos pocos. Obviamente, tantas veces engañados, tantas veces olvidados, no existía motivo para creer que estas propuestas fueran concretadas. 

Podría hacer un paralelismo entre las políticas que hoy nos incluyen y antes nos excluían, pero no voy a detenerme en esto. Solo en el año 2005 veo en Crónica TV que Néstor Kirchner proponía una nueva ley de Peón Rural, algo que por cierto mi papa pidió por años, pero producto de la burocracia sindical nunca se había podido concretar. Mi viejo falleció en el 2003, no pudo ver la ley de Peón Rural, pero lo que me demostraba en ese momento es que muchos peones rurales como él y mi vieja iban a ser beneficiados. La ley se concreta en el 2011. Seguramente la burocracia sindical fue la que detuvo ley durante varios años.
Dentro de este proyecto se enmarca el Plan Fines, un plan que viene a proponer una mayor igualdad dando la oportunidad de estudiar a los que, en los tiempos establecidos, no pudimos porque había un estado que nos tiraba a la calle. Ahora estamos en las mismas condiciones, que aquellos que sí pudieron.

El Fines se dicta en “comedores barriales, unidades básicas o casas compañeras de La Cámpora”, como afirma la nota, y también en clubes, facultades y escuelas.  Se dicta en los barrios porque es ahí donde vivimos.

El Fines propone una educación que se construye entre todos, en la que todos aportamos, que se adecua a cada contexto y a la heterogeneidad de realidades.

Cuando leo la nota de Infobae pienso que, seguramente a mí como muchos jóvenes, me hubiese encantado tener la oportunidad de estudiar y formarnos en la UBA como lo hizo la Doctora en historia, pero en ese momento las políticas de inclusión no existían, y podía aquél que tenía para comer, vestirse, viajar, comprar útiles y sustentar los gastos. 

Hoy, con mis compañeros del Fines debatimosdiscutimos los contenidos, nos preguntamos qué carrera vamos a seguir.

Qué diría mi compañera que no está del todo de acuerdo con este proyecto hace un esfuerzo muy grande por cumplir y estudiar si leyera que usted dice que mañana será una analfabeta funcional al gobierno.

Nosotros somos nuestros propios héroes al ingresar a la Facultad de Periodismo y Comunicación Social y romper con esas mentiras hegemónicas que instalan que estudiar en la Universidad es solo para unos pocos.

Quien más nos apoya es la Decana de esta unidad académica, Florencia Saintout, que en su discurso de asunción a su segundo mandato ubicó a la Facultad como espacio de los históricos excluidos: “esta es la Facultad de los negros, de los pobres, de los putos y las putas…”.

El Fines es para nosotros el ingreso a un sistema educativo, donde no se nos impone nada, sino que respetan lo que sabemos y nos enseñan a institucionalizarlo. Es un programa que nos invita a seguir estudiando y prepararnos para quenunca más, personas como ustedes, que forman parte de una sociedad que solo se encarga de estigmatizar, nos haga creer que no podemos pensar ni muchos menos formarnos.

Para finalizar la invito a discutir nuestras realidades, nuestras historias, nuestras necesidades, nuestras conquistas. Y le propongo que la devolución al pueblo, como egresada de Universidad pública, sea con aportes constructivos e inclusivos."

Lucas Isaías Bazterrica 

Estudiante de Fines 2 en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata.

    


FiNES y PROGRESAR: cuando hablar al cuete sale gratis… Hola Romina de Luca!!

Hoy se calza los guantes, @lacarancha

Cuando la “izquierda” y la derecha confluyen en la crítica, nunca está de más prestar atención. Sobre todo porque en general coinciden en argumentos falaces, en los cuales escarbando un poco se encuentra siempre un acentuado gorilismo, encubierto en críticas “antipopulistas”.

Hoy me dedicaré a discutir con esto:

Podría contestar cada falacia sobre la caracterización del FiNES y del PROGRESAR con un argumento sólido, y no disfrazado de enunciación  pseudocientífica como hace esta muchacha, que coordina un equipo de investigadores en una ONG. Pero me voy a dedicar a mostrarles lo poco serias que son las críticas, porque estos programas no necesitan que yo los defienda, los defiende el pueblo.

Mirando la nota, lo más molesto para un ojo especialista (que también lo soy, pero con otro posicionamiento político que no escondo detrás de nada) lo voy  resumir en 3 cuestiones puntuales.
1- Disfrazar de argumentación  puramente “científica” un posicionamiento político: esta ONG a la que pertenece la Doctora en Historia, Romina De Luca-que se dedica a investigar temas sociales- es la que también edita la revista Razón y Revolución, sólo para que tengan idea de qué la van. Tienen un posicionamiento respecto de todo lo que haga un Estado que ellos tilden de “populista”. Siempre centran sus críticas en tildar de “asistencialista” o “punteril” todo lo que se haga rompiendo algunas hegemonías de clase, de las cuales estos mismos investigadores participan, como el hecho de poder titular un nivel de educación obligatoria o ingresar a estudiar en una universidad. Y esto es una opinión de quien escribe: si sacralizan las condiciones de la misma escuela que excluye (diciendo, entre otras cosas, que está mal educar en Unidades Básicas y centros barriales), es porque no están dispuestos a discutir los mecanismos de esa exclusión. Se podría sintetizar en una afirmación: “si no están listos para la escuela tradicional, pues que no vayan a la escuela”. En mi barrio eso se llama darwinismo social: la supervivencia social de los más aptos.

2- Por otro lado, cae en la contradicción de afirmar que está mal que un estado financie programas de finalización de estudios para los más pobres (cosa que logran tanto el FiNES como el PROGRESAR,  incluso esto lo sostienen con datos en la misma nota) pero están muy de acuerdo en que el mismo Estado aporte fondos para que los sectores medios y altos vayan a la Universidad. E incluso acuerdan, llamativamente, con que el Estado financie proyectos de investigación de la misma ONG.

En la misma línea, está mal que los “planes sociales” y empleados públicos vivan del Estado, pero es totalmente legítimo que investigadores de una ONG lo hagan. Incluso esto lo dice bien clarito


Imagino que los investigadores del Conicet se incluirán para esta Doctora en “población sobrante”.

3- Esta Doctora en Historia insiste en mezclar -muy tendenciosamente- toalla con mondongo. Van sólo algunos ejemplos, para no aburrir:


a) Critica FiNES tomando como referencia resultados de PISA, que no sólo no los evalúa, sino que refiere principalmente a la calidad de la escuela tradicional. O sea, criticamos la calidad de FiNES diciendo “vuelvan a la escuela en sus formatos tradicionales, esa que tiene baja calidad según PISA”. Una vez más, se enrieda en su propio argumento  (ay, los investigadores de la izquierda, que legitiman cuando les conviene las estrategias de los organismos internacionales!)


b) Piden que se fortalezca la secundaria de adultos, esa que reconocen no fue opción más que para  un porcentaje minoritario de la población, contra uno que demuestra responder a las necesidades de una mayoría. Y para sostener esto dicen que la función de la educación pública no es otorgar títulos, sino educar. En ese caso, ¿Por qué sería diferente una oferta formal a una informal, si no por la función de titular y acreditar oficialmente?

c) En el mismo sentido, afirman que otorgar un subsidio “degrada” la educación pública, porque educarse es una cuestión de “esfuerzos”. Me pregunto, ¿qué idea prejuiciosa de sujeto supone que el esfuerzo que harán los destinatarios de PROGRESAR no será el MISMO que realizan los estudiantes que asisten a la MISMA escuela y/o universidad? ¿En base a qué prejuicio supone que las universidades, escuelas o centros de formación colaborarán para que las trayectorias educativas de los destinatarios del subsidio sean más fáciles? ¿No era que confiábamos en el sistema de educación tradicional –que valora el esfuerzo, el trabajo y la currícula estructurada en muchas más horas de cursada obligatoria- y por eso queríamos que se cierren los FiNES? Es más, respecto de estas últimas preguntas, tenemos información empírica de nuestra investigación sobre AUH, que demuestra que los agentes del sistema educativo no son receptivos a los destinatarios de subsidios y programas sociales, sino más bien todo lo contrario.

Como verán, no hace falta ni siquiera defender dos programas que se defienden por sí mismos, como el FiNES y el PROGRESAR. 

Alcanza sólo con dejar que las críticas –por derecha y por izquierda- confluyan en los mismos argumentos falaces para decirles: sigan participando, que acá les garantizamos el derecho.
    

#SalióREPSOLEntraREPSAL #MasyMejorTrabajo

Venía ansioso por tener un tiempito libre para poder postear sobre los anuncios de ayer, pensando que para mí eran los anuncios más importantes del año. Me hago un tiempito, prendo la compu y me llega  mail con el último post de Abel que empieza así:
"Ayer la Presidente anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso para combatir la precarización laboral y promover el trabajo registrado. Es una noticia importante - es posible que sea una de las más importantes de la gestión de Cristina Fernández. Dependerá, como siempre, de la firmeza y la capacidad con que la legislación, una vez aprobada, se lleve adelante."
Abel sabe mucho más de política que yo y es menos fanático K que yo, así que si para él es una de las medidas más importantes de CFK, no me queda otra q aceptar la voz de los mayores.
Creo que ya les conté la anécdota de cuando en los primeros meses del 2003 escuché a Tomada decir q su gestión tenía como guía el principio rector de "Más y Mejor Trabajo", que luego se constituiría en el slogan de su ministerio.
La semana pasada tuvimos la suerte de que Carlos Tomada nos honrara con su visita a la Mesa de Autoayuda K, fue una noche genial donde el peronismo se derramó por todas las mesas  y por todas las cabezas.
Al comenzar la charla, +Elbosnio MAK le preguntó que pensaba hacer el gobierno con el trabajo precario e informal y Tomada nos dio una clase magistral sobre las causas y fallas que generan este flagelo y nos anunció, en primicia exclusiva, que en poco tiempo el gobierno iba a mandar un proyecto de ley que atacaba lo que para él eran las 3 aristas clave del problema.
1-La descentralización del poder de policía del trabajo a las provincias realizado durante los 90, le quita poder de acción al Ministerio
2-La frágil situación económica financiera de muchas minipymes y micropymes que evaden los impuestos al trabajo como estrategia de supervivencia.
3-La falta de normativa que castigue la recurrencia de las empresas que incurren en el delito de tener trabajadores informales y precarios
En el post de Abel tienen un link al proyecto completo.
Yo quiero resaltar dos medidas que considero fundamentales, leemos en Ambito
1-Fortalecer las facultades nacionales para llegar mejor a regiones y sectores rurales donde el Estado nacional tienen dificultades para controlar, es decir reconcentrar en el gobierno nacional la policía del trabajo. 
Era ridículo q las provincias tengan la responsabilidad de control el empleo informal y precario cuando es el gobierno nacional quien recauda las cargas sociales
2-Se crea un VERAZ para los evasores de los impuestos al trabajo, el REPSAL, Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales.  El Registro servirá para incluir a las empresas que tengan infracciones (independientemente de las sanciones pertinentes) y se le aplicará restricciones adicionales que pueden ir desde la anulación de subsidios estatales hasta la pérdida de beneficios impositivos.
Para tener una dimensión de que se trata el efecto buscado por estas medidas, nada mejor q estas declaraciones del Gerónimo Venegas

Para CGT opositora, plan contra empleo en negro no responde a sus reclamos



Al inicio de las dos conferencias de prensa de las CGT opositoras se alertó por el 35% de empleo en negro y se pidieron medidas.
El secretario general de la Unión de Trabajadores Rurales (Uatre) y miembro de la CGT opositora Gerónimo Venegas, sostuvo este lunes que la decisión del Gobierno de reducir el empleo en negro "no tiene nada que ver" con los reclamos de la CGT. Sin embargo, reconoció que el proyecto de ley que tiene como objetivo blanquear en los próximos dos años a 650 mil trabajadores del sector informal, "es positivo".
#SAYNOMORE
    


More Recent Articles


Click here to safely unsubscribe from "Finanzas Públicas." Click here to view mailing archives, here to change your preferences, or here to subscribePrivacy